Emilio es un labrador de un año de edad. Está en busca de su humano ideal. Foto: Cortesía Paraíso Huellas.

Emilio es un labrador de un año de edad. Está en busca de su humano ideal. Foto: Cortesía Paraíso Huellas.

Emilio dejó atrás el miedo para encontrar una familia

Redacción Narices Frías (I)

Emilio se salvó de morir hace unos meses. Fue rescatado por la organización Paraíso Huellas Rescate Animal corriendo detrás de unos autos en la Panamericana Norte. Estaba asustado y corría con desesperación, por lo que sus rescatistas piensan que tal vez fue abandonado.

La vida de Emilio antes de ese día es un enigma. Sin embargo, al llegar al refugio, los voluntarios se dieron cuenta de que no fue un cuento de hadas. Era un perro muy temeroso y tenía signos de maltrato. Pero Emilio se iba a recuperar.

Con el paso de los días ganó más confianza. Ahora es un perro totalmente equilibrado. Es cariñoso y tiene incluso algo de entrenamiento en obediencia básica. Al ser un labrador, le encanta jugar y correr, por lo que sería ideal para una familia que disfrute del deporte y la naturaleza.

Los rescatistas creen que Emilio fue abandonado. Foto: Cortesía Huellas Paraíso Animal Ecuador.

Además está completamente sano y es joven. Tiene un año de edad, todas sus vacunas al día y está esterilizado. “El cariño no sabe de razas y él es un fiel ejemplo”, recalca Ivanna Suasnavas, presidenta de la organización.

Si te interesa darle un hogar a Emilio puedes comunicarte con la organización a su página de Facebook. También puedes enviarnos un mensaje con tus datos de contacto a mascotas@elcomercio.com.