El chocolate contiene teobromina, un estimulador del sistema nervioso que puede causar la muerte de las mascotas. Foto: Pixabay

El chocolate contiene teobromina, un estimulador del sistema nervioso que puede causar la muerte de las mascotas. Foto: Pixabay

¿Qué hace el chocolate en el cuerpo de una mascota?

Redacción Narices Frías (I)

El chocolate es uno de los dulces más apreciados por los seres humanos, pero en los perros puede ser muy tóxico y sus complicaciones pueden ser fatales. La imagen del príncipe Jorge dándole un helado de crema de chocolate a su perro Lupo reabrió el debate sobre los cuidados para las mascotas. Aquí te contamos por qué los animales deben alejarse de este sabroso bocadillo.

Primero hay que entender cuál es el motivo de la toxicidad del chocolate para los animales. Pues bien, la teobromina es una molécula que está presente en el cacao. Ésta se produce cuando el árbol de esta planta genera sustancias en el proceso de fotosíntesis y otros necesarios para su metabolismo. Es decir, es una sustancia natural y no tiene nada que ver con otros ingredientes añadidos a los chocolates como azúcar o leche. Esto lo determinó la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

Lo que sí tiene influencia en la cantidad de teobromina es el tipo de chocolate. El blanco, por ejemplo, contiene 0,03 miligramos por cada gramo de chocolate. El chocolate con leche tiene una concentración de teobromina de 2,3 mg/g. el chocolate negro tiene 5,5 mg/g y el chocolate de cocina 16mg/g. Es decir, mientras más puro el chocolate más teobromina y más tóxico será.

En la investigación ‘Intoxicación con chocolate’ de la veterinaria Sharon Gwaltney se explica que esta molécula permanece en el cuerpo del perro cerca de 17 horas. Al contrario, en el cuerpo de los seres humanos se metaboliza en un tiempo corto. Cuando permanece durante un largo tiempo en el cuerpo, se acumula en los órganos. Aquí empieza el problema.


La sustancia se absorbe en el tracto digestivo y se metaboliza en el hígado. En cantidades pequeñas, la intoxicación puede causar vómitos, diarreas e hiperexcitabilidad. Dosis más grandes pueden provocar disfunciones del sistema nervioso, convulsiones, taquicardia y, en casos muy severos, la muerte, explica un artículo del sitio especializado PetMD

El veterinario Esteban Puerta explica que hay un problema cuando se tratan las intoxicaciones. “Los dueños no siempre saben qué tipo de chocolate o en qué cantidades comió (el perro)”, dice. Por esta razón lo más seguro es dar el tratamiento asumiendo lo peor. “No existe una cura para la intoxicación con teobromina y el tratamiento es para aliviar los síntomas”, agrega.

Los lavados gástricos para evitar la absorción también son una opción para mejorar el pronóstico. Si el animal ya presenta convulsiones y taquicardia, se aplican fármacos indicados para estos problemas. La recomendación, dice el especialista, es poner los dulces fuera del alcance de las mascotas para prevenir accidentes.