15 minutos son suficientes para que una mascota muera dentro de un vehículo en un día caluroso. Foto: Pixabay.

15 minutos son suficientes para que una mascota muera dentro de un vehículo en un día caluroso. Foto: Pixabay.

¿Qué le pasa a una mascota dentro de un auto en un día caluroso?

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Un automóvil puede ser una trampa mortal para las mascotas. Las temperaturas pueden cambiar drásticamente en cuestión de unos minutos causando graves daños a la salud de los animales que pueden incluso provocar la muerte. 

Mientras que en el exterior la temperatura puede ser de 22 grados centígrados, el interior del vehículo puede calentarse hasta 20 grados más. Por lo general son los perros las víctimas más frecuentes de este tipo de irresponsabilidad humana.

Para entender por qué puede ser un problema para los animales, es importante saber que los perros no tienen un sistema de sudoración como el de las personas. Ellos no transpiran –únicamente lo hacen por las almohadillas de las patas- y para refrescarse usan el jadeo. Es decir, son más sensibles al calor, según lo informa el sitio PetMD.

Aunque fueran 15 minutos, el tiempo es más que suficiente para causar problemas a los animales. “Uno puede dejar el carro en la sombra y luego de unos minutos ya no está en la sombra”, explica Juan Cuesta, médico veterinario.

Al estar en un espacio cerrado y caluroso, el perro empieza a jadear y consumir más oxígeno. Entonces éste empieza a escasear. Al mismo tiempo se produce un bombeo más rápido del corazón que genera más agitación, dice Cuesta. Luego llega la deshidratación y la disminución de los líquidos de la sangre. “El perro puede empezar a ahogarse”, agrega el médico especialista.

Debido a que los glóbulos rojos no pueden llegar a los tejidos, se produce un daño cerebral. Los animales experimentan decaimiento y pueden quedarse dormidos sin perder la conciencia. Luego llega un estado de shock y, finalmente, la muerte del animal.

Loading...

Loading...

Hay algunas precauciones especiales con ciertos tipos de animales que pueden sufrir estas consecuencias aún más rápido. Petdarling, un blog dedicado a perros, indica que las razas branquicefálicas (de hocico achatado) como bulldogs o pugs son muy sensibles a las altas temperaturas y golpes de calor por las “particularidades morfológicas de sus hocicos”.

Las razas nórdicas, como los huskies siberianos y alaskan malamutes, son también bastante sensibles al calor. Estas razas fueron creadas para lugares fríos y tienen capas de pelo que los protegen de las bajas temperaturas.

Entonces, ¿qué hacer con las mascotas en los días calurosos? Se debe evitar salir en las horas con altas temperaturas. Las caminatas se deben evitar entre las 10:00 y 17:00 no solo por el calor sino porque se pueden dar quemaduras en las almohadillas que pisan el pavimento caliente. Una buena forma de medir la temperatura es colocar tu mano en el asfalto durante cinco segundos. Si está muy caliente para ti, también lo será para tu mascota.

Si debes movilizarte en tu vehículo, asegúrate de siempre tener ventilación durante el trayecto. Si tienes que comprar algo en el camino a casa bájate con tu mascota o llévalo primero a tu hogar.

Ahora, si encuentras a un animal encerrado en un vehículo en un día caluroso, comunícate con las autoridades de tu ciudad para que te den instrucciones. En algunos países hay leyes que protegen a las personas que salvan a los animales de los carros; pero en otros lugares pueden ser denunciados y enjuiciados por daño a la propiedad privada.