Los gatos pueden comunicarse a través de más de 25 señales corporales. Foto: Pixabay.

Los gatos pueden comunicarse a través de más de 25 señales corporales. Foto: Pixabay.

Consejos para entender el 'lenguaje' de los gatos

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Los gatos son seres misteriosos que tienen un lenguaje complejo. Pero no te preocupes, si tienes uno seguramente habrás logrado entender algunas de las señales que te da.

Para el médico veterinario, José Jaramillo, es importante entender que un perro y un gato se comunican de forma distinta y que el trato hacia los felinos debe ser diferente. "Son más independientes, sin que esto quiera decir que son desinteresados o apáticos", explica.

Sharon Crowell-Davis, profesora de comportamiento animal en la Universidad de Georgia, se ha dedicado a estudiar y entender el 'lenguaje gatuno'. Algunas investigaciones muestran que los gatos pueden dar al menos 25 señales con más de 16 combinaciones. Una de ellas es el ronroneo.

Es probable que cuando lo escuchas pienses que está feliz. Pero parece ser que hay más en ese curioso sonido. "Puedes tener gatos que ronronean cuando están felices y gatos que lo hacen cuando están enfermos o heridos", explica Crowell-Davis, en una de sus publicaciones. Entonces, esta señal sería más un pedido de atención y cuidado.

Jaramillo cuenta que además los gatos tienen expresiones faciales. "Si se pone atención se puede ver que muestran enojo, estrés, frustración, felicidad, alegría...", indica. Cuando pestañean lentamente, por ejemplo, es una señal de aceptación y de que están en confianza con tu presencia.

Gary Weitzman, veterinario y autor del libro 'Como hablar gato: una guía para entender el lenguaje de los gatos', asegura que esto se explica por la disminución de los niveles de cortisol (hormona del estrés) en la sangre.

También te interesará saber que los gatos maúllan para comunicarse con los humanos. Cuando están en manadas lo hacen en contadas ocasiones. John Bradshaw, de la Universidad de Bristol, concluye que no hay un lenguaje único de los gatos. Sino que cada gato desarrolla un tipo de maullido que su dueño entiende.

Así también hay otras características que pueden ayudar a que entiendas mejor a tu amigo peludo. Las orejas del gato son extremadamente móviles. Con entre 20 y 30 músculos que las controlan, pueden girar 180º y moverse hacia arriba y hacia abajo. Pueden colocarse en punta, o achatarse hacia los costados o hacia atrás. Los felinos asustados aplanan sus orejas hacia el costado. Un gato enojado apunta sus orejas hacia el frente.

La posición del cuerpo también muestra el temperamento del felino. Un gato que se acuesta boca arriba está esperando que le hagan mimos. Uno con el cuerpo encorvado y la cola encrespada se siente amenazado y es probable que ataque, cuenta Jaramillo.