63 perros del Centro Regional de Adiestramiento Canino de la Policía Nacional serán dados de baja. Los animales serán puestos en adopción tras ocho años de servicio al país. Foto: Víctor Muñoz / Archivo Narices Frías

63 perros del Centro Regional de Adiestramiento Canino de la Policía Nacional serán dados de baja. Los animales serán puestos en adopción tras ocho años de servicio al país. Foto: Víctor Muñoz / Archivo Narices Frías

63 canes de la Policía Nacional se 'jubilarán' y serán adoptados

Belén Merizalde (I)
mascotas@elcomercio.com

Luego de haber servido al país por más de ocho años, un total de 63 canes recibieron la baja policial y ahora están a la espera de encontrar un nuevo hogar.  Estos perros cumplieron funciones en especialidades como: antidrogas, búsqueda de restos humanos, guardia y defensa, relaciones públicas y canoterapia.

Según explica el mayor Iván Ayala, jefe del Centro Regional de Adiestramiento Canino de la Policía (CRAC), el proceso para dar de baja a este grupo de canes arrancó hace aproximadamente un año.  "Los jefes de las 18 unidades caninas a nivel nacional solicitan al CRAC una certificación de los canes que ya han cumplido su límite de edad. Enviamos a técnicos especializados para que verifiquen si el can continúa o no siendo apto para el trabajo policial", indicó el oficial.

Los canes que se han dedicado a detectar sustancias usualmente reciben la baja a los ocho años y medio, mientras que aquellos cuya labor era por ejemplo las relaciones públicas, pueden trabajar hasta los nueve.  Una vez que se han realizado todos los informes necesarios, el can recibe la baja y allí en cambio empieza el proceso para darlo en adopción.

Los perros deberán recibir una certificación que determine que están aptos para ser mascotas. En caso de no aprobar este requerimiento, estos animalitos continúan siendo parte del CRAC, pero de forma pasiva.  Ayala asegura que en la mayoría de casos son los propios guías, que han compartido varios años de trabajo, quienes deciden adoptarlos.

El cabo primero Édgar Almache ha trabajado durante ocho años con Sheyla, su fiel compañera de control del espacio público.  En ese tiempo pasó a formar parte de su vida y por ello decidió que quiere tenerla a su lado hasta cuando ya no tenga fuerzas.

"Ella ha sido mi guardiana, por eso lo más justo es que me la lleve a mi casa", dijo el gendarme.  Pero también existe la posibilidad de que una familia responsable se haga cargo de uno de ellos.

Los interesados pueden comunicarse al 2479779 extensión 111 para solicitar los requisitos.  Será indispensable que el 2 y 3 de mayo los posibles adoptantes se acerquen a las oficinas del CRAC, ubicadas en Ponceano Bajo, en el norte de Quito, para presentar los requisitos y participar en una entrevista personal.  Una comisión técnica evaluará a los postulantes y el 4 de mayo quienes hayan sido seleccionados recibirán una llamada.

La ceremonia oficial será el próximo 9 de mayo y allí estos héroes de cuatro patas recibirán una condecoración y saldrán por la alfombra roja para encontrarse con sus nuevas familias, las que serán monitoreadas semestralmente para verificar el estado del can. Este es el cuarto proceso de adopción que se lleva a cabo a nivel nacional.