Gobi, una perra mestiza china, acompañó al atleta Dion Leonard en una ultramaratón de 250 kilómetros. Foto: Twitter/@Oh:Yes_Please.

Gobi, una perra mestiza china, acompañó al atleta Dion Leonard en una ultramaratón de 250 kilómetros. Foto: Twitter/@Oh:Yes_Please.

China se moviliza para encontrar a Gobi, la perra maratoniana

Agencia EFE (I)

Internautas, amantes de los animales, prensa y redes sociales en China se han movilizado para intentar encontrar a Gobi, una perra callejera que se hizo famosa tras seguir durante 125 kilómetros a un atleta australiano mientras éste corría una ultramaratón en el desierto del mismo nombre.

Dion Leonard, el atleta al que el animal persiguió con tanta pasión, había iniciado en los últimos meses la campaña Traigan a Gobi a casa para poder adoptarla y llevarla a su casa de Edimburgo (Reino Unido), pero mientras esperaba los trámites necesarios para que se autorizara, la perra se ha extraviado.

"Han sido las peores 24 horas de mi vida, y sé que muchos comparten mi dolor y mi rabia", señalaba en Facebook Leonard, quien desesperado ha viajado a China nuevamente para pegar carteles de Gobi en las calles y participar en las labores de búsqueda.

Leonard, de 41 años, conoció a Gobi en junio, cuando el animal comenzó a seguirle sin descanso en las primeras etapas de la Marcha del Gobi, una ultramaratón de 250 kilómetros que transcurre por zonas desérticas y a temperaturas que en ocasiones superan los 50 grados.

La fidelidad y extraordinaria resistencia del animal hicieron que el australiano afincado en Escocia le tomara cariño, hasta el punto de que la acogió en su tienda de campaña durante los descansos de la carrera y decidió adoptarla.

Para ello lanzó la mencionada campaña "Traigan a Gobi a Casa" (#BringGobiHome) con el fin de recaudar el dinero necesario para los gastos de vacunación y papeleos con el fin de que el animal pudiera emigrar, aunque el proceso es largo y requiere unos cuatro meses.

Se esperaba que Gobi pudiera llegar a Edimburgo a punto para las Navidades, pero la semana pasada Leonard fue informado por las autoridades de Urumqi, capital de la región noroccidental china de Xinjiang (donde se celebra la ultramaratón) que la perra se había perdido repentinamente en el centro de acogida donde estaba.

Inmediatamente, el atleta viajó a esa ciudad para ayudar en las tareas de búsqueda: "Llevo 34 horas sin dormir, estoy pegando carteles en Urumqi y viendo a montones de perros vagabundos, pero aún no hay señal de Gobi", publicaba el domingo 21 de agosto de 2016 en Facebook.

En la búsqueda participan los responsables del centro de acogida para animales de Urumqi y también muchos internautas del país a través de las redes sociales, ya que la noticia del extravío de Gobi, un animal ya muy popular a raíz de la campaña, se ha convertido en uno de los temas más comentados estos días.

La desesperada búsqueda también ha sido comentada en la televisión estatal china, CCTV, en la agencia oficial China News, y en el Global Times, publicación en inglés propiedad de Diario del Pueblo.

"Antes de irse a dormir, por favor, recen una plegaria a San Antón, quizá si lo hacemos esta noche el destino llevará a Gobi con Dion (Leonard)", señalaba hoy la cuenta en Facebook de la campaña.

La Marcha del Gobi es una de las ultramaratones de la serie anual "4 desiertos", que incluye carreras de 250 kilómetros en Atacama (Chile), la Antártida y el Sahara (Egipto, aunque en los últimos años, por cuestiones de seguridad, se ha trasladado esta prueba a Namibia).