La producción de 'Snow Buddies' no vacunó a los cachorros utilizados para la película. Foto: IMDb

La producción de 'Snow Buddies' no vacunó a los cachorros utilizados para la película. Foto: IMDb

Cinco cachorros murieron durante filmación de una película de Disney

Redacción Narices Frías (I)

Nueve años después del estreno de la película ‘Cachorros en la nieve’, salió a la luz información controversial. Según el periodista Andrew Gruttadaro, de la revista Complex, cinco golden retrievers murieron durante la filmación de esa comedia familiar.

La película cuenta la historia de un grupo de cachorros que siguen un camión de helado hasta un avión y viajan a Alaska. Allí se encuentran con un niño que necesita cinco perros para una carrera. ‘Snow Buddies’ (en inglés) cuenta la vida de los hijos de Air Bud, el can basquetbolista de otros filmes.

El portal IMDb también confirma esta información. “Disney no vacunó a los cachorros originales que contrató para filmar la película. Esto causó que cinco de los perros mueran luego de contraer parvovirus”, cuenta el sitio especializado en cine.

Video: YouTube, cuenta: videohusky


Gruttadaro cuenta que antes del inicio de la filmación, Keystote Productions compró 25 cachorros de esa raza de un criador de Nueva York y cinco de uno en Canadá. Solo 15 llegaron al set de grabación. “Los otros 5 mostraban signos de enfermedad por dos semanas y estaban siendo tratados con veterinarios locales. Luego fueron diagnosticados con guardia y coccidia, una parasitosis común entre cachorros”, cuenta el periodista.

Para la American Humane Association, quien se encarga de verificar que ningún animal resulte herido en la filmación de una película, esto demostraba el mal manejo de los cachorros en la producción. Generalmente, se utilizan perros de ocho semanas de edad en adelante por los problemas de salud que se pueden presentar si son separados antes de su madre. Los ‘Snow Buddie’s’ tenían solo seis semanas.

Mientras tanto, en Vancouver, el lugar de filmación, se registraron varios casos de parvovirus. Esta enfermedad es contagiosa que afecta principalmente a animales jóvenes. El resultado fue que seis de ellos se contagiaron. “Sabiéndolo o no, el equipo de producción convirtió a su set en una trampa mortal y puso a un montón de cachorros con sistemas inmunológicos débiles dentro de ella”, asegura Gruttadaro.

Tuvieron que retirarlos del set. Más tarde fallecieron tres cachorros por complicaciones intestinales. Luego murieron dos más. El resto de canes fueron retirados de la producción y el equipo contrató 28 nuevos perros. Todos ellos estuvieron expuestos a parvovirus y, finalmente, la filmación tuvo que ser suspendida.

Tras cumplir con los requisitos de la American Humane Association, la producción pudo concluir la grabación de las escenas. El filme no tuvo estreno en los cines y salió directamente en formato DVD.