Un cachorro necesita de cuidados especiales. Realizar una buena presentación en caso de tener otras mascotas es fundamental para una buena convivencia. Foto: Pixabay.

Un cachorro necesita de cuidados especiales. Realizar una buena presentación en caso de tener otras mascotas es fundamental para una buena convivencia. Foto: Pixabay.

¿Qué hacer cuando un cachorro llega a casa?

Redacción Narices Frías (I)

Una vez que tu cachorro está en casa debes asegurarte de que su proceso de adaptación sea exitoso. Deberás poner reglas e implementar rutinas para que tú y tu nuevo amigo tengan una convivencia tranquila. En esta entrega te damos algunos consejos para los primeros días que compartirás con tu nuevo cachorro.

La llegada


Si tienes otras  mascotas deberás asegurarte de presentarlos antes de meter al cachorro a tu casa. Lo mejor es realizarlo en un espacio neutro, un jardín que no sea considerado el territorio de tu primer perro. El American Kennel Club, recomienda seguir la regla de los tres segundos: Dejar que el cachorro y el otro perro se miren y se huelan por tres segundos y luego separarlos, luego repetir el procedimiento aumentando el tiempo de interacción. Para esto se recomienda utilizar collar y traílla.

Si no hay agresiones deja que jueguen un momento antes de entrar a la casa. Allí el cachorro podrá explorar su nuevo entorno y es posible que tu primer perro evite que se acerque a ciertos espacios. Esto, según un estudio de la Universidad de Cornell, es para indicarle que dentro de la manada él tiene una mayor jerarquía.

Durante los primeros días no debes dejarlos solos sin supervisión. Si notas algún tipo de agresión entre los dos animales debes separarlos y pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino.

Rutinas


La convivencia será más fácil si estableces rutinas desde el principio. Piensa en tu nuevo cachorro como un pequeño reloj. Inmediatamente después de comer o tomar agua debes sacarlo al lugar donde quieres que haga sus necesidades. De esta forma se acostumbrará a ensuciarse siempre en el mismo lugar y aprenderá a avisarte cuando sienta que debe salir. Procura establecer un horario de alimentación regular para todos los días.

Toma en cuenta que los cachorros duermen entre 15 y 20 horas al día, por lo que es posible que los primeros meses tu pequeño no tenga mucha actividad. Sin embargo puedes empezar a jugar con él. Según PetMD, un portal de medicina veterinaria y cuidados para mascotas, se debe utilizar juguetes apropiados para cada edad, evitando que se traguen objetos pequeños.

También será un buen momento para que acostumbres a tu nueva mascota a obedecer. Lo primero será que aprenda su nombre. Debe ser una palabra corta y fácil de reconocer. Agáchate y llámalo por su nombre de forma entusiasta. Recompénsalo con mimos o un poco de comida cuando venga hacia ti.

También puedes enseñarle a caminar sin jalonear. Empieza acostumbrándolo a utilizar collar y traílla dentro de casa y prémialo cuando camine sin tensionar la correa. Una vez que complete su vacunación podrás sacarlo a pasear cerca de tu casa.

Cuidados


Tu cachorro necesitará algunos cuidados especiales durante sus primeros meses. La primera recomendación es no sacarlos a pasear hasta completar el calendario de vacunación. Así se evitará el contagio de enfermedades que pueden afectar seriamente la salud de tu mascota. Otra precaución que debes tomar es en cuanto a los parásitos internos y externos. Tu veterinario de confianza debe administrarle desparasitantes y antipulgas.

Con respecto a la higiene de tu perro, no podrás bañarlo por lo menos en sus primeros tres meses de vida. Puedes utilizar baños secos o toallitas húmedas para limpiarlo. Tampoco debes cepillar sus dientes porque son frágiles. Lo que sí se recomienda es acostumbrarlo al sabor de la pasta dental para mascotas y a la textura del cepillo, según VetStreet, un sitio de cuidado de mascotas.


Finalmente debes empezar a socializarlo. Es importante que tenga un temperamento dócil, por lo que puedes presentarle a varias personas: niños, adultos, personas de la tercera edad. Deja que lo acaricien y recompénsalo por no morder.