Brauny, de cuatro años de edad, cayó del Estadio Capwell en circunstancias desconocidas el pasado 23 de febrero del 2018. Foto. Mario Faustos

Brauny, de cuatro años de edad, cayó del Estadio Capwell en circunstancias desconocidas el pasado 23 de febrero del 2018. Foto. Mario Faustos

Brauny se recupera en su casa luego de dos meses en el hospital

Redacción Narices Frías (I)

Luego de dos meses de tratamiento en el hospital veterinario Animalópolis en Guayaquil, Brauny fue dado de alta. El can regresó a su casa con su familia, aunque todavía no se recupera por completo.

El perro cayó del estadio George Capwell el 23 de febrero de 2018. El resultado fue una lesión en su columna vertebral que lo dejó sin movilidad en sus patas posteriores. “Ahora se queda en la casa y solo sale cuando lo vienen a ver para ir a su terapia", cuenta su dueño Byron Bajaña

Brauny necesita tres sesiones de fisioterapia cada semana. Con esto esperan fortalecer sus músculos para que tenga una mejor calidad de vida. Además tiene dos sillas de ruedas, aunque no las puede utilizar. "Tiene una de las patitas lastimadas, entonces también le están revisando eso en la clínica", comenta Bajaña.

La caída no solo dejó secuelas en sus extremidades y su columna. Brauny perdió el control de sus esfínteres y su carácter también cambió. Su dueño dice que ahora es más temeroso con las personas y que prefiere que no se le acerquen desconocidos.

Tampoco puede acompañar a su familia como lo hacía antes.  Ahora se queda en su departamento. Allí su dueño también le realiza curaciones, ya que al arrastrarse se abren llagas en su cuerpo.