Las nueces, el chocolate, el alcohol o los duraznos pueden ser muy peligrosos para la salud de tu perro. Foto: Pixabay.

Las nueces, el chocolate, el alcohol o los duraznos pueden ser muy peligrosos para la salud de tu perro. Foto: Pixabay.

Los 11 alimentos que los perros deben evitar

Si tienes un perro, esta escena se te hará familiar: Estás sentado frente a la mesa o acostado en el sillón de tu casa viendo una película, mientras comes un 'snack', entonces sientes una mirada que te atraviesa hasta llegar a lo más profundo de tu corazón. Es tu perro, te observa cuidadosamente mientras te alimentas y pareciera que quiere hacerte sentir culpable para que le regales algo de comida.

Antes de que cedas a esa mirada tierna y decidas darle algo nuevo, debes saber que no todo lo que te hace bien a ti le hará bien a tu peludo amigo. La veterinaria Susana Calero explica que en ocasiones los dueños dan a sus mascotas algunos productos pensando que no les hará daño. “Las consecuencias pueden ser muy graves”, dice.

Si tu mascota comió alguno de los siguientes alimentos es mejor acudir al veterinario lo más pronto posible. Para ganar tiempo, Calero indica que se puede usar carbón activado porque “absorbe la toxina” pero se debe buscar ayuda inmediatamente.

Cebolla y ajo

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Si bien son ingredientes comunes en la mayoría de hogares, resultan tóxicos para los perros, especialmente la cebolla. Ambos contienen tiosulfato una sustancia que produce en el animal diarrea, vómitos, problemas respiratorios, pérdida del apetito y orina con sangre. En casos más graves puede hacer que el animal comience a sufrir de anemia hemolítica debido a que destruye los glóbulos rojos.

Chocolate

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Si piensas que un chocolate no le hará daño estás equivocado. Este producto tiene teobromina que, una vez que se acumula en grandes cantidades en el cuerpo del perro, le resulta tóxica.

Si el animal consumió una pequeña porción puede experimentar únicamente malestar estomacal, pero en cantidades mayores tendrá también espasmos musculares, convulsiones, taquicardia, hemorragias internas e incluso un ataque al corazón.

Es importante que sepas que el chocolate negro es el más tóxico de todos, por eso es mejor mantenerlo alejado de tu mascota.

Lácteos 

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Aunque en las primeras etapas de su vida, el cachorro se alimenta con leche materna, luego de este período puede desarrollar intolerancia a la lactosa. Por esta razón no es conveniente darles ningún tipo de alimento que la contenga.

Leche, queso, yogur, entre otros suelen producir vómitos, diarrea y malestar estomacal. Aunque no es propiamente venenosa para el animal, su ingesta no los beneficia.

Tomate

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Tiene fécula que resulta difícil de procesar por los animales. Puede ocasionarle molestias estomacales, diarreas y vómitos a la mascota por lo que la comida de casa que prepares para tu amigo peludo no debe contener este ingrediente.

Papas

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Aunque a ti te encanten, a tu perro le puede causar mucho dolor en su estómago. Es demasiado ácida para ellos y les puede ocasionar diarrea y vómitos.

Nueces 

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Especialmente las macadamias son altamente tóxicas para los perros por su contenido de fósforo. Pueden causar daños renales y vesiculares, vómitos, espasmos musculares, debilidad y, en casos muy graves, parálisis.

Duraznos y ciruelas

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Las semillas de estas frutas pueden causar obstrucción intestinal. Además contienen cianuro, un elemento completamente venenoso.

Alcohol

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Todas las bebidas alcohólicas son extremadamente peligrosas para los animales, especialmente para los perros. Pueden dañar severamente el hígado y el cerebro incluso con pocas cantidades y en corto tiempo.

Grasa y Huesos

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Usualmente las personas suelen darles los huesos y la grasa a los perros y les encanta. Sin embargo, pueden causarle pancreatitis y los huesos astillados pueden perforar el estómago o el intestino.

Uvas y uvas pasas

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Si bien no todos los perros presentan una reacción a este alimento, algunos si lo hacen. Como es imposible determinar si el perro tolerará o no esta comida es mejor no dársela. Puede presentar vómitos, diarreas, espasmos musculares, deshidratación, daño renal. Las complicaciones pueden llevar a la muerte.

Aguacate

Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Por su alto contenido de grasa resulta bastante tóxico para los canes.

Tampoco es conveniente darles alimentos con harina de trigo, pollo crudo, bebidas con cafeína o sal.