Las necesidades de agua de una mascota dependen de su peso, edad y actividad física. Foto: Flickr/ davebloggs007.

Las necesidades de agua de una mascota dependen de su peso, edad y actividad física. Foto: Flickr/ davebloggs007.

Siete cosas que debes saber sobre el agua para tus mascotas

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Seguramente habrás escuchado que las mascotas siempre deben tener agua fresca y limpia, que se deben bañar cada tres semanas. Pero, ¿sabes cuál es el papel y la importancia de este líquido para tu compañero de cuatro patas? Aquí te contamos siete cosas que tienes que saber sobre este tema.

El agua representa entre el 60 y el 70% del peso de una mascota adulta

Según información de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales. Esto nos da a entender por qué es importante que tu gata Luna o tu perro Max tengan acceso a este líquido vital todo el tiempo.

La cantidad de agua depende del tamaño, peso, estado de salud y nivel de actividad física

Hay una regla general sobre el consumo de agua y las necesidades energéticas de las mascotas. Según Pet Education , se debe multiplicar por 2.5 la cantidad de comida del perro o gato. Es decir, si un perro come 4 onzas de alimento seco al día, debe tomar 10 onzas de agua (cerca de una taza y media).

Los animales más activos necesitan más agua.

 Cuando salgas al parque a correr o pasear, asegúrate de llevar un envase con agua para tu mascota. Esto evitará que se deshidrate durante la actividad. Cuando termines el ejercicio deja que descanse. “Si toma agua muy rápido puede darse una distensión abdominal”, comenta Andrés Jarrín, médico veterinario. Se le puede entregar un par de cubos de hielo y posteriormente darle un plato con agua fresca.

Además del plato de agua, las mascotas se hidratan a través de su comida

Sí, incluso si es balanceado. Si te fijas en los ingredientes que se detallan en el empaque podrás ver que tiene un porcentaje de humedad. El alimento seco tiene cerca del 10% y el húmedo puede alcanzar el 70% de agua. Pero esto no es suficiente para cumplir con su necesidad de hidratación.

Controla el estado de salud de tu mascota

Para saber si tu mascota está deshidratada puedes tomar un poco de la piel detrás de su cuello. Cuando la sueltes, ésta deberá volver a su lugar inmediatamente. Si está deshidratado, la piel se tardará en recuperar su forma.

Un mayor consumo de agua puede ser una alerta 

Si notas que tu perro o gato empieza a tomar más agua de lo normal debes acudir al veterinario. Esto puede ser un síntoma de que algo anda mal en su organismo. Una infección, problemas de riñón o hígado, diabetes y algunos tipos de cáncer aumentan las necesidades de agua en los animales.

Clima cálido significa más agua, pero clima frío no significa menos agua

En el invierno las mascotas tienden a ejercitarse menos para conservar el calor corporal. Sin embargo, aún necesitan agua para funcionar, por lo que su plato siempre debe estar lleno y disponible. De igual forma algunos medicamentos harán que tu compañero beba más.