Tomasa tiene cinco meses y está sana, vacunada y esterilizada. Es una perrita por la que nadie se ha interesado. Foto: Facebook Fundación Camino a Casa

Tomasa tiene cinco meses y está sana, vacunada y esterilizada. Es una perrita por la que nadie se ha interesado. Foto: Facebook Fundación Camino a Casa

La discriminación complica la adopción de Tomasa, una cachorra con mucho amor para dar

Gabriela Castellanos (I)

Tomasa fue rescatada cerca de la Mitad del Mundo mientras intentaba cruzar una transitada avenida. Afortunadamente una persona se detuvo y la rescató antes de ser atropellada.


Llegó a la Clínica Veterinaria Brasil y la Fundación Camino a Casa se hizo cargo de ella. Luego de revisarla notaron que estaba desnutrida y llena de pulgas y parásitos. Inmediatamente se inició su tratamiento y ahora, un par de semanas más tarde, está lista para ir a un nuevo hogar.

El problema, cuenta su rescatista en su blog, es que nadie se ha interesado en ella. “Nadie ha donado nada para su cuenta, no hay ni un solo mensaje de alguien interesado en adoptarla, y la verdad es que no logramos entender por qué las perritas negras y mestizas siempre son más discriminadas”, escribió Cristina Calderón, presidenta de la organización.

Tomasa tiene cinco meses y es una perra dulce e inocente que necesita una familia. Será de tamaño mediano. Al ser una cachorra su adaptación será aún más fácil. Además recibirán amor incondicional de esta pequeña.

Por el momento sigue internada en la Clínica Brasil, pues los voluntarios no tienen a donde llevarla. Puedes visitarla en la Brasil n45-213 y Zamora. Si deseas ser su hogar temporal o si quieres adoptarla de forma definitiva puedes comunicarte con la fundación en su página de Facebook.