Verónica Noboa, modelo y actriz, ayuda a los animales a través de una ONG. Foto: Cortesía Edgar Sandoval.

Verónica Noboa, modelo y actriz, ayuda a los animales a través de una ONG. Foto: Cortesía Edgar Sandoval.

La actriz Verónica Noboa es animalista de corazón

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

La defensa de los animales tiene aliados en varios sectores. Verónica Noboa, actriz y modelo ecuatoriana, se ha sumado a la causa de la protección y el bienestar animal a través de la organización Dog & Catwalk.

Además de la educación y sensibilización sobre la importancia de adoptar y cómo evitar el maltrato y el abandono, la fundación realiza eventos para recaudar fondos que ayuden a los que no tienen voz. Así, realiza anualmente una pasarela de moda solidaria con la participación de modelos y diseñadores de alto nivel.

Pero este año el desfile no se realizó. Luego del terremoto del 16 de abril de 2016 que puso en emergencia a la Costa ecuatoriana, tomaron la decisión de destinar los recursos y el apoyo a los animales afectados. “Vimos que se necesitaba mucha ayuda y nos fuimos a Canoa para esterilizar 50 perros y 10 gatos”, cuenta Noboa. Lo hizo gracias al apoyo que recibió de varias empresas privadas.

El amor de Verónica por los animales no es nuevo. Siempre ha tenido un vínculo especial con las mascotas. “Por ahora tengo un perrito, pero si pudiera creo que tendría 10”, cuenta. Ayudar a los animales le llena de satisfacción por lo que recibe a cambio. “Son nobles y llenos de amor para dar”, señala.

Pero Dog & Catwalk también tiene otra línea de acción. Esta organización ayuda a otros refugios que necesiten fondos. Uno de ellos es Lucky Bienestar Animal. “Ellos se autogestionan todo y no reciben apoyo de nadie”, indica.

Trabajando con esta organización ha podido ver que ser un animal de raza no garantiza que no será abandonado. Estos también son abusados, maltratados y abandonados sin ninguna consideración y considera que también necesitan de la solidaridad de la ciudadanía. Por esto resalta que es importante educar sobre la importancia de esterilizar. “Solo así vamos a evitar que lleguen miles de animales a las calles cada año”, concluye.