Tiempo de lectura: 2' 56'' No. de palabras: 444

La Organización Internacional de Migraciones (OIM) ha desarrollado en la última década más de 450 proyectos de desarrollo social y productivo en las fronteras de Ecuador con Colombia y Perú.

Según dijo a los periodistas el jefe de la misión de la OIM en Ecuador, Rogelio Bernal, los programas han beneficiado tanto a la población ecuatoriana en las zonas de frontera como a los miles de inmigrantes colombianos y peruanos.

Los programas, señaló, se han dirigido a dotar a poblaciones fronterizas de obras básicas de infraestructuras y servicios como agua potable, saneamiento, caminos, puentes, sistemas de riego y emprendimientos productivos.

Destacó el Programa Integrado de Desarrollo Municipal (Pidem), que se ha convertido en una "estrategia integral" para el desarrollo sostenible y que ha logrado el fortalecimiento de la sociedad civil y de los gobiernos locales en la zona.

Según Bernal, más de 680 000 personas se han beneficiado con el Pidem que ha ejecutado 201 sistemas de agua potable, 97 de saneamiento, 8 de residuos sólidos, 86 puentes, 35 caminos y 23 sistemas de riego.

Explicó que el fenómeno migratorio tiene sus particularidades en cada una de las fronteras de Ecuador y dijo que en el caso de la zona norte, limítrofe con Colombia, la migración tiene relación con el desplazamiento de colombianos que huyen del conflicto armado en su país.

En la frontera ecuatoriana con Perú, añadió, el fenómeno migratorio tiene que ver, principalmente, con oportunidades laborales e intercambio comercial.

El Pidem, cuya ejecución llegará a su final en septiembre próximo, ha supuesto inversiones por USD 100 millones, señaló Bernal.

El representante de la OIM en Ecuador dijo que uno de los problemas que deben afrontar los organismos de asistencia internacional que trabajan en zonas vulnerables como las fronteras es la escasez de recursos.

Se lamentó de que los países desarrollados hayan reducido los montos de la cooperación internacional, pero dijo que la merma de recursos se ha superado "mejorando la coordinación" entre los organismos que atienden en la zona fronteriza.

La OIM trabaja estrechamente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la frontera con Colombia, explicó.

En Ecuador viven algo más de 55 000 colombianos bajo el estatus de refugiado, muchos de ellos en la zona fronteriza, donde según Bernal han logrado integrarse poco a poco en la sociedad de acogida.

El jefe de la OIM en Ecuador dijo que se han registrado "avances" importantes en cuanto a la atención social y productiva en las poblaciones fronterizas, donde llegan los inmigrantes vecinos, aunque reconoció que "aún falta mucho por hacer".

Califique
2
( votos)