Tiempo de lectura: 1' 26'' No. de palabras: 222

Un hombre en silla de ruedas hizo estallar hoy una bomba de baja intensidad que llevaba consigo en el Aeropuerto Internacional de la Capital de Pekín y sólo logró lesionarse a sí mismo.

Así lo informó el diario South China Morning Post y también la agencia de noticias Xinhua, que coincidieron en hablar de una “gran explosión” en una de las terminales de la estación aérea.

Varias fotos de testigos publicadas en Weibo, la red social de los chinos, muestran al hombre, que parece llevar en la mano una bomba en un paquete de plástico.

Imágenes posteriores muestran parte del vestíbulo de llegadas de la terminal lleno de humo y la silla vacía.

El episodio de produjo a las 18:24 hora local, las 10:24 GMT.

La cadena de televisión estatal CCTV informó que el atentado sería obra de un hombre de 34 años de edad, de la provincia de Shandong, de nombre Ji Zhongxing, quien fue trasladado a un hospital La policía de Pekín indicó que el artefacto que explotó es rudimentario y de construcción rudimentaria, con restos de elementos de pirotecnia.

Y descartó de plano que se tratase de un acto terrorista. Más bien fue la protesta desesperada de un hombre discapacitado, incapaz de conseguir un trabajo.

Califique
2
( votos)