Tiempo de lectura: 9' 28'' No. de palabras: 1539

La comunidad de inmigrantes en Europa aumenta cada día y con ello, una cantidad de ideas y sueños por materializar. Muchos de ellos  se han tomado el riesgo de invertir y emprender, ahora son empresarios. 

Sólo en España existen más de 3,5 millones de autónomos, y son los nuevos vecinos los que cada día se lanzan a la aventura de trabajar por cuenta propia. Los sectores que concentran a la mayor cantidad de inmigrantes emprendedores son la construcción (30,6%), el comercio y la reparación de vehículos (21,6%), la hostelería (14,7%)  y  las actividades inmobiliarias (13,5%).

Incentivos para el emprendedor

En la actualidad, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales tiene en marcha un plan para fomentar el empleo autónomo.  Entre los beneficios que otorga a los que opten por esta vía ofrece una reducción de las cuotas a la Seguridad Social para aquellos hombres de hasta 30 años y mujeres hasta 35 que inicien su actividad como autónomos.

Los descuentos pueden llegar a ser de 30% durante 30 meses.  De igual manera prevé apoyo a la financiación de proyectos de inversión, ayuda para la innovación tecnológica y organizativa, formación profesional y una adecuación de la política fiscal para favorecer el trabajo autónomo. Para más información visite: www.mtas.es

Los números siguen aumentando

En el primer trimestre del año en curso el número de trabajadores autónomos extranjeros continúa creciendo significativamente, aunque el aumento se muestra lento comparado con el año anterior, según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos con datos del Ministerio de Trabajo (ATA).   El incremento que se reportó entre enero y marzo de 2007 fue de 8% y en el mismo período, pero de 2008 el indicador se situó en 4,4%. Lo que en términos generales significa que el año anterior unos 13 100 inmigrantes se dieron de alta y en el presente lapso la cifra no alcanza los 10 000.

Asesoría para el inmigrante

Muchos organismos  también están desarrollando proyectos para apoyar el trabajo autónomo. La ONG MITA es un centro de desarrollo de iniciativas empresariales dedicado específicamente a los inmigrantes, su premisa es “no aceptes trabajo precario, sé tu propio jefe”. Entre sus objetivos están el fomento y la promoción del nacimiento de nuevas empresas entre inmigrantes, para así potenciar la inserción sociolaboral.

De acuerdo con sus voceros, su principal labor  es facilitar el acceso de los emprendedores foráneos a los servicios y productos del sistema financiero español, además de acompañar a los empresarios en el desarrollo y fortalecimiento de sus empresas.

Claves para ser autónomos

Tener  titulación  o acreditación de que se posee la capacitación exigida para el ejercicio de la profesión y cuando proceda la debida homologación. Acreditación de que se cuenta con la inversión económica necesaria, o compromiso de apoyo por parte de instituciones financieras.

El interesado debe presentar  un  estudio que indique que desde el inicio de la actividad, se generarán  las  ganancias suficientes por lo menos para la manutención del emprendedor, durante el primer año, una vez deducidos gravámenes necesarios para sostener la actividad. Certificado que acredite no tener antecedentes penales.

Una empresa que florece día a día

Desde 2002, Rosa del Carmen Muzo es la propietaria de Orquídea Garden, una floristería  en Carabanchel.
Cuando comenzó tenía cuatro cubos de flores y  un par de repisas. Al cabo de unos años ha logrado convertirla en una  casa de flores “donde impera el detalle y el cliente siempre encuentra lo que busca”.     El nombre de su tienda es una fusión entre la antigua floristería que su familia tenía en Quito llamada La Orquídea y otra que regentaba su padre en Guayaquil,  La Gardenia.
Ella buscaba un oficio que le gustara, le generara ingresos suficientes y le permitiera estar con su hijo.   Mientras trabajaba para otras tiendas de flores     se matriculaba en cursos para aprender mejor el oficio.   Lo más difícil  fue que “esto antes era de una española y después de que lo traspasaran, los clientes veían a una latina y eso generaba en ellos un poco de reticencia”.  Le tomó más de un año atraer a la clientela. Rosa dice que a ella le gusta analizar a los clientes, “para conocer lo que quiere y encontrar algo lo más parecido posible”.

Hoja de VIDA
Rosa  Muzo Paco 

Clave  de su éxito: identificar al cliente y que se vaya satisfecho con la compra.
Otros empleos:    Química- Farmacéutica y floristeria. 
Dirección:   Camino de los Ingenieros, número 1. Carabanchel. Tel: 91 525 00 22. Atención: de lunes a jueves.

La  ecuatoriana que da las noticias

Jéssica Mafla, quiteña que llegó a Madrid hace 11 años, empezó  a trabajar como empleada doméstica, hasta que ahorró  y   logró tener su negocio propio. Desde hace un año regenta un quiosco que está  muy cerca de la estación de Metro de Cuatro Caminos.  La idea de crear una empresa nació en el seno de la familia y después de una pequeña investigación de mercado, decidieron invertir en un puesto de periódicos. “Comenzamos a buscar en Internet y se dio esta oportunidad que es un poco extraña”, comenta Jéssica. ¿La razón? Están bajo la figura de colaboradores, porque los quioscos no se  venden. Son negocios que pasan de padres a hijos, “pagamos un alquiler, pero todo lo que está en el puesto es nuestro”, agrega.
Trabajan de domingo a domingo, cierran sólo dos días al año, el primero de enero y el 25 de diciembre. Sin embargo, para ella lo más difícil ha sido aprender el oficio: montar el quiosco en las mañanas, diferenciar la mercancía de cada empresa y hacer las devoluciones. Su  inversión inicial superó los 40 000 euros.

Hoja de VIDA
Jéssica Mafla

Clave de su éxito:   ganarse a la clientel, siempre   con un buena atención.
Otros empleos:     secretaria auxiliar de contabilidad (Ecuador) y hostelería.
Dirección: Bravo Murillo, número 105. Cuatro Caminos. Teléfono: 91 536 33 00.


Ada le apostó a su profesión

Una señora entra y dice: “Ada, necesito cortarme el cabello mañana ¿cuándo tienes un huequito para mí”. La respuesta: “sólo tengo espacio al final de la tarde, puede ser después de las siete”. Esto es algo que sucede frecuentemente en la peluquería “A y M”, un negocio que desde hace 4 años es propiedad de una machaleña, que con  casi 10 años en España  se ha  convertido  en una empresaria.
Se trata de la estilista Ada Aguilar,  que llegó al establecimiento que ahora es su salón de belleza para trabajar como auxiliar.  “Yo vine  como una empleada más y mi jefa me vendió la peluquería. La verdad no  fue muy duro porque para el momento que hicimos el traspaso ya todas las clientas se cortaban el pelo conmigo”, dice.  Dirigir un salón es algo que califica como difícil. “Aquí entre pagos e impuestos la cosa se complica”, comenta.  Su jornada comienza a las 09:00 y termina a las 20:00. “Mi día de trabajo es largo, pero estoy tranquila porque soy mi propio jefe. “No hay nada  mejor que tener su negocio propio”, dice entre risas. 

Hoja de VIDA 
Ada Aguilar

Clave de su éxito:      ser cada día más profesional.
Ha sido peluquera   desde los 18 años,en Ecuador.
Dirección:  calle San Eugenio, número 4. Antón Martín. Teléfono: 91 530 54 00.
Atiende  de lunes a  sábado.

Menú  ecuatoriano  para el mundo

Salón  de Otoño es un negocio que comenzó con cafecitos y refrescos latinoamericanos en  el Barrio de Embajadores y en la actualidad tiene un local de lujo que deleita a más de 600 comensales a la semana.
Él  arribó a España buscando una mejor vida y en Barcelona comenzó recogiendo sillas en la playa y lavando ollas en un establecimiento de comida mexicana.   Luego vino a Madrid y llegó a ser camarero.  “Me decía a mí mismo: pero si todo esto lo sé trabajar yo, todo esto lo sé cocinar yo”. Entonces esperó hasta tener los papeles en regla y buscó un lugar pequeño y abrió el restaurante. “Primero servíamos desayunos, un día llegó un grupo de paisanos y me preguntaron si tenía menú y yo les dije que sí, eso me dejó un dinero y ellos se fueron contentos”, comenta José. Luego  el negocio creció. En la actualidad  ocupa un local con capacidad para 150 personas. La comida sigue siendo igual, pero un poco más moderna. Almorzar en este restaurante cuesta unos 25 euros por persona, con un plato principal y un vino.

Hoja de VIDA 
José Zumba 

Clave de su éxito:  cocinar con cariño,  decorar bien los platos y atender con amibilidad  a las personas. 
Otros empleos:   cocinero. Ha trabajado en  hostelería.
Dirección: calle Murcia, número 5. Palos de  la Frontera. Teléfono: 91 468 35 97.
Califique
2
( votos)