Tiempo de lectura: 2' 2'' No. de palabras: 322

Un joven de 20 años, fue procesado en Uruguay  por dos delitos de violencia privada y uno de violación, luego que los padres de su expareja, una mujer de 21 años, denunciaron que este había subido a la red social Facebook, fotos y un video de dos minutos de duración, cuando ambos mantenían relaciones sexuales.

Tras la denuncia, realizada directamente en la sede judicial, la Policía detuvo al hombre y allanó su vivienda.

Allí incautaron una computadora, dos pendrives, revistas, una cámara fotográfica y un teléfono celular.

Al parecer el hombre habría actuado por despecho, luego que su novia terminó con la relación.

Si bien en primera instancia el acusado negó toda vinculación en el hecho al no aparecer su rostro en las escenas, la mujer aportó en su testimonio que el hombre en determinadas partes de su cuerpo lucía tatuajes, los que sí fueron vistos en los videos.

Como atenuante el joven habría confesado que su acción no estuvo motivada con fines comerciales y que las relaciones que mantenía con su pareja eran consentidas.

La mujer en cambio padeció una crisis nerviosa al enterarse de que las imágenes subidas por su ex-novio a Facebook estaban circulando entre sus amistades por lo que debió recibir tratamiento médico y psicológico para enfrentar la situación.

El caso fue resuelto a última hora de la tarde de ayer, 22 de agosto, luego que el acusado fuera sometido a un examen psiquátrico por orden de la propia jueza a cargo del caso.

Entre otras órdenes emitidas por la propia jueza, se solicitó la actuación de Policía Técnica, para determinar el contenido de una laptop y un pendrive de gran capacidad de memoria, que fueran incautados en el allanamiento de la vivienda del acusado, ubicada en las inmediaciones de la Plaza de Deportes local.

Califique
2
( votos)