Tiempo de lectura: 1' 59'' No. de palabras: 301

Los dirigentes de la Unión Europea (UE) accedieron este jueves a las reivindicaciones del Parlamento Europeo sobre el presupuesto 2014-2020 a pocas horas de que comience una cumbre dedicada al financiamiento de las medidas urgentes para paliar el desempleo de los jóvenes, que alcanza a 5,6 millones de los menores de 25 años.

De momento sólo se trata de un acuerdo político que aún debe ser aceptado por todos los Estados y reunir una mayoría calificada de los 754 eurodiputados. Pero el anuncio alivia a los dirigentes de la UE.

La amenaza del Parlamento de no aprobar el presupuesto plurianual de 908 000 millones de euros (unos USD 1 183 214,8 millones) para los gastos del periodo 2014-2020 le quitaba credibilidad a sus acciones para paliar el desempleo de los jóvenes en Europa.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, agradeció 'calurosamente' a los impulsores del compromiso de último momento: Martin Schulz, el presidente socialista del Parlamento, Enda Kenny, el primer ministro irlandés, y José Manuel Barroso, el presidente de la Comisión Europea, que había organizado la reunión de crisis el jueves por la mañana.

Martin Schulz se mostró menos entusiasta. 'No es un compromiso fácil de aceptar (...). Puedo vivir con este acuerdo y puedo defenderlo, pero habrá que combatir para obtener el apoyo de la mayoría de los diputados', advirtió.

Una reunión de los presidentes de los grupos políticos al terminar la mañana le permitió no obstante mostrarse optimista. Los jefes de los dos principales bloques parlamentarios, los conservadores del Partido Popular Europeo (269 escaños) y los socialistas (190) se pronunciaron a favor.

'No es lo ideal pero es aceptable', comentó Hannes Swoboda, presidente del grupo socialista. 'La firmeza dio sus frutos', se felicitó el presidente del PPE, Joseph Daul.

Califique
2
( votos)