Tiempo de lectura: 4' 8'' No. de palabras: 642

Un centenar de mujeres, algunas indocumentadas, fueron arrestadas este jueves en Washington por manifestar ante el Congreso a favor de un proyecto de reforma migratoria en Estados Unidos, que discuten los legisladores.

La policía del Capitolio, el edificio que alberga al parlamento estadounidense, informó que “ más de 100 manifestantes ” fueron arrestadas por aglomeración y obstrucción de la vía, y sus detenciones estaban siendo registradas.

Los grupos organizadores de la “ acción de desobediencia civil ” , situaban la cifra en 104 mujeres detenidas, entre ellas 20 inmigrantes indocumentadas, que se arriesgan a ser deportadas.

“El riesgo lo vivo todos los días cuando llevo a mis hijas a la escuela, cuando voy al trabajo, todos los días estoy en riesgo ” , dice sin tapujos María, quien no ha obtenido papeles en sus dos décadas en Estados Unidos.

“Tengo 20 años en las sombras y estoy cansada de vivir en las sombras (...) Estamos cansadas y éste es un momento crucial para nosotras ” , señala a la AFP , poco antes de bloquear la calle y ser arrestada.

En una mañana soleada y húmeda en el centro de Washington, las manifestantes, con la consigna “ mujeres por una reforma migratoria justa ” estampada en sus franelas rojas, entrelazaron sus manos y se sentaron en círculo en una esquina frente al Capitolio.

Los convocantes -grupos a favor de los derechos de la mujer y los latinos, asociaciones de trabajadores e iglesias de varios estados del país- reclaman que menos de un tercio de las visas de trabajo son entregadas a mujeres inmigrantes en Estados Unidos, donde 5,4 millones de ellas viven y trabajan ilegalmente.

“Reforma migratoria ya” y “Sí se puede” , gritaban en inglés y español, mientras eran rodeadas por decenas de simpatizantes, curiosos y miembros del Congreso.

Tras unos minutos de advertencias, fueron esposadas y escoltadas por la policía hasta unas camionetas que las transportaron fuera del lugar, observó un periodista de la AFP .

La manifestación le dio un toque eminentemente femenino a las diversas actividades de calle que se iniciaron en el verano boreal para defender la reforma migratoria e intentar torcer la opinión de los sectores más conservadores del Congreso.

Pero coincide con una difícil reanudación de las actividades en el Legislativo, ocupado en las negociaciones sobre un plan del presidente Barack Obama para una ofensiva militar limitada contra Siria.

Para Marielena Hincapié, directora del Centro Nacional de Leyes de Inmigración, “es la manifestación exclusivamente de mujeres más grande que ha habido sobre cualquier tema en la historia reciente de Washington y la más grande sobre el tema de reforma migratoria” .

“ La Cámara de Representantes necesita actuar y seguir lo que ha hecho el Senado. Es necesario llamar la atención de lo urgente que es la reforma migratoria ” , dijo a la AFP Rocío Inclán, directora de derechos humanos de la National Education Association, que agrupa a maestros.

El Senado, dominado por los aliados demócratas del presidente Barack Obama, aprobó en junio un proyecto que contempla la legalización progresiva de los 11 millones de inmigrantes sin papeles, así como una inédita militarización de la frontera con México.

Sin embargo, en la Cámara de Representantes la mayoritaria oposición republicana se ha mostrado más reacia a considerar una “ amnistía ” a los inmigrantes indocumentados.

“Van a ser acciones como las de hoy las que empujarán a la Cámara de Representantes a actuar, y actuar ahora” , añadió Inclán.

Los movimientos pro-reforma mantendrán las protestas durante septiembre y octubre, cuando aspiran que se produzca un voto en el pleno de la Cámara.

Diversas marchas callejeras están previstas para unas 60 ciudades el 5 de octubre, y el 8 se realizará una manifestación y un concierto en Washington.

Califique
2
( votos)