Tiempo de lectura: 3' 0'' No. de palabras: 516

Especialistas que han formado parte de la junta médica que trata las afecciones del presidente Hugo Chávez no han tenido que viajar a Cuba, sino que han emitido opinión sobre el caso por vía web desde Brasil, Rusia y Venezuela, gracias a los recursos que ofrece la telemedicina.

Héctor Arrechedera Zamorano, coordinador de Informática Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, refiere que hoy en día es una práctica común compartir el conocimiento a través del uso de tecnologías de avanzada. También es frecuente que se realicen juntas médicas con varios especialistas que están en lugares geográficamente distantes, para dar una segunda opinión sobre un procedimiento terapeútico ante determinada afección.

Pone como ejemplo un caso que recientemente trató el Instituto de Medicina Tropical, de un paciente del estado Táchira con una lesión dermatológica. En pocas horas se logró un consenso en relación con el tratamiento entre médicos que estaban en Argentina, Estados Unidos y Venezuela.

Señala que innumerables enfermedades requieren el concurso de los especialistas más capacitados, que muchas veces no pueden reunirse en un sitio específico para realizar una junta médica, pero ese obstáculo puede superarse gracias a las tecnologías de información y comunicación: se pueden dictar videoconferencias, congregar expertos, discutir casos clínicos y contribuir con la formación de personal médico y paramédico.

A la espera. En Venezuela, aunque se ha avanzado en esa especialidad, todavía se esperan los beneficios del satélite Simón Bolívar, que -de acuerdo con lo ofrecido por el Gobierno- permitirá enlazar los grandes hospitales con los centros de atención médica más recónditos del país.

Actualmente sólo funciona el programa SOS Telemedicina para Venezuela, que lleva adelante la Facultad de Medicina de la UCV desde hace 7 años, mediante el cual se han resuelto más de 450 casos en zonas rurales y de difícil acceso.

Conectados

Uno de los beneficios que se espera del satélite Simón Bolívar es que conecte los centros ambulatorios y de atención primaria con los grandes hospitales de cuarto nivel, con el fin de que la población venezolana pueda recibir atención oportuna y con equidad, señala el médico Héctor Arrechedera.

El programa SOS Telemedicina para Venezuela de la Universidad Central de Venezuela fue creado para usar las tecnologías de información y comunicación. La iniciativa se puso en marcha gracias a la aprobación de recursos a través de la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología e Innovación, en 2005, y al aporte económico único de 8 millones de bolívares que hizo la empresa petrolera Total de Venezuela. En la actualidad hay 36 centros de atención primaria conectados en los estados Anzoátegui, Amazonas, Miranda y, próximamente, en el Zulia, que disfrutan del beneficio de la teleconsulta y el telediagnóstico.

Califique
2
( votos)