Tiempo de lectura: 2' 8'' No. de palabras: 333

El fortalecimiento de la independencia judicial es un pilar de la cooperación en materia de gobernabilidad de la Unión Europea (UE) a Bolivia, afirmó el 25 de junio, la responsable del programa, la jurista española Ana Sánchez.

Según Sánchez, el apoyo se realiza 'en un decisivo momento del sistema judicial boliviano' en el que no sólo se consolidarán las nuevas instituciones de la jurisdicción ordinaria, 'sino que se establece una coordinación y convivencia con la jurisdicción indígena originaria campesina'.

La Constitución promulgada por el presidente Evo Morales en 2009 validó por primera vez al sistema judicial indígena, a la par de la justicia ordinaria.

La jurista de la Audiencia Nacional de España señaló que esta transformación judicial se produce 'en un marco de pluralismo jurídico con participación ciudadana como elemento esencial constitucionalmente establecido', según un comunicado de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Sánchez dirige en la ciudad boliviana de Sucre el programa de la UE 'Fortalecimiento de la Independencia del Sistema Judicial en Bolivia", ejecutado por la AECID y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

El programa está dotado con 1,3 millones de euros (unos USD 1,8 millones) y tiene una duración de 18 meses, precisó la cooperación española.

'Vamos viento en popa en la ejecución del programa. La recepción ha sido muy positiva y somos muy optimistas en esta tarea que tratamos de cumplir. Tenemos las puertas abiertas', señaló el representante de la OACNUDH en Bolivia, Denis Racicot.

El funcionario de la ONU hizo las declaraciones en Sucre, sede del Poder Judicial de Bolivia, donde hoy se cumplió el segundo y penúltimo día de un foro para analizar la independencia de la justicia y la importancia de la carrera de los jueces y fiscales. En el foro participan altos representantes de los organismos judiciales.

Califique
2
( votos)