Tiempo de lectura: 3' 18'' No. de palabras: 529

Un falso intérprete del lenguaje de signos para sordomudos se convirtió en la nota vergonzosa del funeral de Nelson Mandela celebrado en el Estadio Soccer City de Johannesburgo y que fue retransmitido a millones de personas en todo el mundo.

Pero, quién es el falso intérprete que despertó el rechazo de varios organismos y personalidades. Al momento se desconoce la identidad de la persona que se hizo pasar como traductor de señas de las personas sordomudas.

La vocera del gobierno de Sudáfrica, Phumla Williams, dijo al canal de noticias CNN que no podía comentar de inmediato sobre las denuncias y que está a la espera de las respuestas de las personas que lo contrataron.  El gobierno sudafricano ha indicado que ha tomado nota de las protestas y que está preparando "una declaración al respecto".

La Federación Sudafricana de Personas Sordas denunció al falso intérprete ya que durante el funeral gestionaba sin sentido alguno desde un costado de la pantalla que transmitía las palabras de pésame de los invitados especiales.

El primer alerta sobre el farsante fue lanzado en Twitter por Wilma Newhoudt-Druchen, la primera diputada sordomuda de Sudáfrica. La legisladora escribió: "él no puede hablar con señas, por favor, sáquenlo ­Qué vergüenza este hombre intérprete en el escenario. “Qué está diciendo? l sabe que los sordos no pueden abuchearlo vocalmente. ­Qué vergüenza!".

La Federación Sudafricana de Personas Sordas confirmó posteriormente que los discursos de los presidentes Jacob Zuma de Sudáfrica, del estadounidense Barack Obama y del cubano Raúl Castro, entre otros, no correspondían con los gestos del impostado traductor que aparecía en un costado la pantalla.

La asociación sudafricana de sordos manifestó "su rotunda condena" al falso intérprete de la lengua de signos que apareció ante las cámaras luciendo una acreditación de seguridad que le permitió estar junto a los mandatarios internacionales que participaron del funeral de Mandela.

Mientras los invitados extranjeros se dirigían al público que llenaba el estadio, el joven hombre, vestido con traje y corbata y con una acreditación de seguridad colgada en el cuello, realizaba una serie de signos que, según el colectivo de sordos, carecían de sentido.

"Estaba gesticulando. No seguía ninguna regla gramatical ni la estructura del lenguaje. Se inventaba los signos conforme avanzaba", ha asegurado Delphin Hlungwane, una intérprete de la lengua de signos de la Federación Sudafricana de Personas Sordas.

"Tuvo una eficacia del cero por ciento. Ni siquiera seguía los criterios básicos. Ni siquiera decía gracias", denunció Hlungwane. Expertos consultados por los medios de comunicación británicos, explicaron que el lenguaje de signos utilizado en Sudáfrica "tiene su propia estructura y no está ligada a ninguno de los idiomas que se hablan en el país"

Pero, coincidieron que el "traductor" estaba haciendo gestos y que resulta desconocido para las organizaciones que se ocupan de los sordomudos en Sudáfrica. Por lo tanto, no hay indicios de que hubiese sido contratado antes por el gobierno sudafricano para actos similares.

Califique
2
( votos)