Tiempo de lectura: 4' 19'' No. de palabras: 694

La oposición siria acusó al régimen de utilizar armas químicas en un bombardeo este miércoles a una zona rebelde cerca de Damasco, provocando una "matanza" con más de 1 300 víctimas.

El posible ataque con gases neurotóxicos, que suscitó un enorme impacto internacional, fue rotundamente desmentido por el régimen del presidente Bashar Al Asad.

En videos distribuidos por la oposición, cuya autenticidad no pudo ser confirmada, se ve a decenas de personas exánimes yaciendo en el suelo, entre ellos numerosos niños, algunos cubiertos por sábanas blancas. Ninguno presenta heridas aparentes. En videos colgados en YouTube, un grupo activista, la Comisión General de la Revolución Siria, muestra lo que califica de "terrible matanza perpetrada por las fuerzas del régimen con gases tóxicos". Por su parte, los Comités de Coordinación Local (LCC), una red de militantes, informaron que hubo centenares de víctimas debido al "brutal uso de gases tóxicos por el régimen criminal".

El ataque se produjo en la parte occidental de Ghuta, en los suburbios de Damasco, que era "bombardeada por aviones tras el ataque químico", según LCC. En uno de los videos se ve a niños recibiendo oxígeno para ayudarlos a respirar en un hospital de campaña. También aparecen médicos intentado reanimar a otros menores inconscientes. "¡Genocidio! ¡Genocidio!" grita un hombre que se encuentra detrás de la cámara. El régimen niega ataque químico

Las autoridades sirias negaron rotundamente que el ejército utilizara armas químicas. "Las afirmaciones sobre el uso de armas químicas por parte del ejército árabe sirio hoy en regiones de las afueras de Damasco (...) son nulas, sin valor y completamente infundadas", afirmó el ejército en un comunicado leído por un oficial en la televisión siria.

"Esas alegaciones de los grupos terroristas (...) sólo son un intento desesperado de esconder sus fracasos en el terreno y reflejan el estado de histeria y derrumbe en que se hallan esos grupos", añade el comunicado. La agencia estatal Sana describió las acciones del ejército el miércoles en los suburbios de Damasco como "operaciones contra grupos terroristas" en los que murieron "varios de ellos y fueron destruidos sus escondites". Pero el jefe de la oposición siria exigió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la "matanza" cometida en la región de la capital.

"Pido al Consejo de Seguridad de la ONU que celebre una reunión urgente para asumir sus responsabilidades ante esta matanza", dijo Ahmad Jarba a la cadena Al Arabiya. Poco después, el Reino Unido anunció que expondrá ante el Consejo de Seguridad de la ONU "las alegaciones de la oposición siria sobre el uso de armas químicas" por parte del régimen, afirmó en Londres el ministro de Exteriores William Hague.

El ataque se produjo en momentos en que expertos de la ONU se encuentran desde el domingo en Siria, precisamente para investigar las acusaciones de ataques con armas químicas que se lanzan los dos bandos. La Liga Árabe pidió a estos inspectores que visiten de inmediato el lugar donde presuntamente se produjo el ataque con armas químicas.

En un comunicado, el jefe de la Liga Arabe, Nabil al Arabi, urgió a los inspectores de armas químicas a que "vayan de inmediato" a esa zona "para constatar la realidad de la situación e investigar las circunstancias de este crimen".

El presidente francés, François Hollande, también dijo que su país pedirá a la ONU que acuda al lugar del ataque para "verificar" esas "informaciones". Por su parte, el jefe de la diplomacia saudita pidió una reunión "inmediata" del Consejo de Seguridad para que adopte "una resolución clara que ponga fin a esta tragedia humana", declaró a la AFP el príncipe Saud al Faysal. Mas de 100.000 personas han muerto en Siria, según la ONU, desde marzo de 2011, cuando se inició una revuelta contra el régimen de Asad convertida ahora en sangrienta guerra civil.

Califique
2
( votos)