Tiempo de lectura: 1' 46'' No. de palabras: 263

Los representantes de Perú iniciaron este martes la segunda ronda de alegatos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre el conflicto sobre su frontera con Chile en el Pacífico, que Santiago considera fijadas y Lima rechaza.

“Mantenemos todos nuestros argumentos”, indicó Alan Vaughan Lowe al iniciar, pasadas las 09:00 GMT, la intervención de Perú, que la semana pasada ya negó que los tratados firmados en 1952 y 1954 hubieran fijado el límite en el Pacífico. “La documentación suplementaria no apoya la argumentación de Chile”, añadió el letrado británico.

Santiago quiere añadir “disposiciones que no aparecen en la declaración” de 1952, agregó, y recordó que en 1997, cuando Chile ratificó ante Naciones Unidas su frontera marítima con Argentina, no lo hizo con Perú.

El tratado tripartito de 1952 firmado junto a Ecuador establece como límite entre Perú y Chile el paralelo geográfico a la altura del límite terretre, es decir a 18 grados y 21 minutos de latitud Sur.

Lima se niega a aceptar ese paralelo como frontera, asgura que los acuerdos de 1952 y 1954 eran de índole exlusivcamente pesquera y esgrime la Convención del Mar de la ONU de 1982 y su principal axioma, las 200 millas náuticas de Perú, que muerden en el área reivindicada por Chile.

La segunda y última ronda de alegatos tendrá lugar este martes y el viernes, cuando Chile haga su ponencia. La CIJ procederá luego a fijar la frontera entre los dos países, en un fallo inapelable, que podría darse a conocer probablemente a mediados de 2013.

Califique
2
( votos)