Tiempo de lectura: 7' 7'' No. de palabras: 1165

Corea del Norte anunció el corte del 'teléfono rojo' de contacto militar de emergencia con Corea del Sur, último medio de comunicación directa entre estos países, que viven una escalada de tensiones.

"En una situación en la que una guerra puede estallar en cualquier momento, no es necesario mantener" esas comunicaciones, añadió.

A día seguido, EE.UU. envió dos bombarderos furtivos B-2 Spirit, capaces de descargar bombas convencionales y nucleares, para que se incorporen a las maniobras que Seúl y Washington realizan estos días en Corea del Sur y "en una misión de larga duración".

El envío de las aeronaves "demuestra el compromiso y la capacidad de EE.UU. para defender a la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y proporcionar disuasión extendida a nuestros aliados en Asia-Pacífico", puntualizó el comunicado estadounidense.

El Pentágono había desplegado antes en Corea del Sur submarinos y bombarderos B-52 (ambos con capacidad nuclear). Mantiene 28 500 efectivos en la zona y se comprometió a defender a su aliado desde la Guerra de Corea.

En respuesta, el líder norcoreano, Kim Jong-un, ordenó el viernes la alerta máxima a sus unidades misilísticas, listas a efectuar lanzamientos contra las bases de EE.UU. en el Pacífico sur y Corea del Sur.

Desde principios de marzo, y tras la adopción de nuevas sanciones de la ONU en su contra, Corea del Norte ha intensificado su retórica beligerante, amenazando a Seúl y a su aliado estadounidense con "ataques estratégicos" y una "guerra total".

Las sanciones fueron adoptadas tras un ensayo nuclear norcoreano el mes pasado. Pero las tensiones en la península de Corea habían aumentado ya en diciembre, tras un lanzamiento con éxito de un cohete de Pyongyang, un acto prohibido por la ONU.


Una historia que sigue viva
El paralelo 38 es una línea que separa a Corea del Norte y Corea del Sur desde 1953, frontera imaginaria entre dos países que se odian y que son tan radicalmente distintos que cuesta pensar que fueron uno solo durante la mayor parte de su historia.

La escisión entre los dos hermanos comenzó hace un siglo, cuando en 1910 el Emperador Meiji de Japón decidió expandir su proyecto imperialista ocupando Corea a la fuerza y colonizándola.

Pero hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, un Japón vencido por los aliados no pudo impedir la entrada de tropas de la Unión Soviética en el norte del país. Pese a la circunstancial alianza entre rusos y estadounidenses, vital en la derrota del eje, Washington empezaba a temer que la ocupación soviética de Corea escondiera una ambición expansionista.

La respuesta de EE.UU. fue una propuesta de partición del país en dos áreas de influencia, soviética y estadounidense, separadas por el paralelo 38. Los rusos, sorprendentemente, aceptaron la propuesta pese a que Seúl, la ciudad más importante del país, quedaba en manos estadounidenses.

Al norte de Corea se estableció un régimen comunista, liderado por Kim Il Sung, colocado por Moscú tras su exilio en la Unión Soviética durante la guerra.

Mientras tanto, en el sur, el presidente electo Syngman Rhee ocupaba la silla presidencial con el beneplácito de EE.UU. Los dos líderes tenían su propia visión de la reunificación de Corea y el conflicto no tardaría en llegar.

Sin que mediase una declaración de guerra, el 25 de junio de 1950 el ejército de Corea del Norte, bien pertrechado con armas soviéticas, cruzó el rubicón del paralelo 38. La guerra comenzó.

De este modo, la península coreana se convirtió en el cuadrilátero donde los dos bloques midieron sus fuerzas.

El presidente estadounidense Harry S. Truman puso al general Douglas MacArthur al frente de un contingente internacional de 16 países formado por más de un millón de hombres, cuya misión se convirtió para el mundo occidental en una cruzada anticomunista que iba a hacer retroceder el avance de la fuerzas norcoreanas.

Poco después, la China comunista de Mao Tse Tung decidió apoyar a las fuerzas norcoreanas con cientos de miles de tropas y cambió el curso del enfrentamiento bélico, que se enquistaría hasta 1953.

Fue una guerra devastadora, huérfana de vencedores y repleta de vencidos, donde el precio de la disputa de cada palmo de terreno fue la muerte de varios millones de personas. Se abrió un abismo entre las dos Coreas, que se alejaron definitivamente.

El armisticio firmado en 1953 paró la guerra, pero no le puso fin. Más de 50 años después no se ha firmado ningún tratado de paz por lo que, técnicamente, el conflicto sigue latente.

La frontera del paralelo 38 es una de las zonas más militarizadas del mundo y en Seúl, la capital surcoreana, existe un gran contingente de tropas estadounidenses.

En los últimos meses de este año, el régimen norcoreano aumentó de forma considerable sus entrenamientos de combate. El ejército de Kim Jong-un es el cuarto más numeroso del mundo al contar con 1,1 millones de soldados. Sus maquinarias y armamentos son poco avanzados, pero la clave radica en sus misiles con autonomía capaz de alcanzar no solo a Corea del Sur, Japón, China o Rusia, sino que pueden llegar hasta Europa, América, África y Australia.

Corea del Norte admitió por primera vez, en el 2005, que poseía armas atómicas. Se cree que posee de dos a ocho bombas nucleares pequeñas. Y también tendría armas biológicas.


Misiles que apuntan

Corea del Norte  tiene preparados misiles estratégicos para atacar bases en Estados Unidos, informaron el viernes medios estatales en el país comunista.

Los eventuales  objetivos de los misiles norcoreanos son el área continental de Estados Unidos así como bases militares en Hawai, Guam, otras regiones en el Pacífico y Corea del Sur.

Según la agencia  oficial norcoreana KCNA, Kim, al término de una reunión de emergencia de jefes militares se "firmó el plan de preparativos técnicos de los misiles estratégicos del Ejército Popular Norcoreano.

imagen


Cronología
2009
14 de abril:
Abandono de las negociaciones. 12 de junio: Nuevas sanciones de ONU a Corea del Norte. 10 de noviembre: Barcos militares de las dos Coreas se enfrentan a los siete años.

2010
27 de enero:
Intercambian disparos en Mar Amarillo. 26 marzo: Barco de Corea del Sur hundido mueren 46 marinos. 23 noviembre: Ataque norcoreano, 4 muertos y 18 heridos.

2011-2012
19 de diciembre:
Muere líder norcoreano Kim Jong-il, asume su hijo Kim Jong-un. 23 de febrero: Acercamiento de EE.UU. a nuevo régimen. 12 diciembre: Norcorea lanza cohete Unha-3.

2013
22 de enero:
Consejo de Seguridad impone nuevas sanciones a Corea del Norte y Pyongyan anuncia fin de negociaciones. 7 de marzo: Pyongyang amenaza a EE.UU. con ataque nuclear.

Califique
2
( votos)