Tiempo de lectura: 2' 53'' No. de palabras: 458

Siete millones de personas golpeadas por el conflicto sirio requieren ayuda humanitaria urgente, para lo cual es necesario recolectar este año USD 4 400 millones. Así lo advirtió ayer Naciones Unidas.

Valerie Amos, coordinadora de operaciones humanitarias de la ONU, señaló ayer en una rueda de prensa en Kuwait que de esas siete millones de personas, dos millones permanecen refugiadas en otros países.

"Nosotros hacemos aquello que podemos, pero no es suficiente", manifestó Amos. Además, alertó de la necesidad de contar con recursos este año por USD 4 400 millones, mientras fueron conseguidos solo 1 840 millones.

Asimismo, subrayó las dificultades que tiene el personal de Naciones Unidas para llevar ayuda a las zonas afectadas por los combates.

En forma paralela, EE.UU. criticó duramente al ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, por haber afirmado que el ataque con armas químicas en Siria, que se registró el pasado 21 de agosto fue "una provocación".

"Lavrov nadando contra la corriente de la opinión pública internacional, pero, más importante, a contracorriente de los hechos", aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki.

Por su lado, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó ayer que pedirá a los líderes mundiales que actúen para detener el empleo de armas químicas en el país gobernado por Al Asad. "Haré un fuerte llamamiento a la acción en Siria durante la Asamblea General de la ONU, la próxima semana", anotó.

Ban precisó que una resolución del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas acerca de Siria debe ser enérgica. Y con base en el reporte que revela que cientos de personas fallecieron por armas químicas, en las afueras de Damasco, el Jefe de la ONU planteó que los responsables de los ataques sean llevados ante la Justicia.

En un tono igualmente enérgico, el presidente de la Coalición Nacional Siria, Ahmad Yarba, pidió ayer a la comunidad internacional que efectúe "una intervención firme para acabar con el sufrimiento del pueblo sirio". El planteamiento de Yarba fue lanzado tras el informe de la ONU sobre el uso de armas químicas en territorio sirio.

En un discurso en Estambul, Yarba instó a que la ONU actúe en la crisis siria bajo el capítulo VII de la Carta del organismo, que prevé un posible uso de la fuerza.

"El silencio de la comunidad internacional sobre la muerte de más de 200 000 sirios, es lo que ha llevado al régimen a usar las armas químicas el mes pasado", subrayó.

El líder opositor expresó su confianza en que la comunidad internacional asumirá su responsabilidad para que Siria logre tener "un régimen democrático".

Califique
2
( votos)