Tiempo de lectura: 2' 21'' No. de palabras: 370

El presidente interino de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy a la oposición que respete su confesión de que el fallecido mandatario Hugo Chávez se le apareció en forma de "pájaro chiquito" poco antes de iniciar la campaña para las elecciones del 14 de abril.

En un mitin en la región occidental de Zulia, Maduro pidió respeto por la "espiritualidad" y el amor que profesa hacia Chávez, quien murió el 5 de marzo tras su lucha contra el cáncer. "Yo conté algo esta mañana que me sucedió en una capilla de madera. Ahora anda la burguesía y la derecha hablando del pajarito de Maduro ¿Qué les parece? ¿Nos son ridículos? Respeten señores", dijo en la tarde en su concentración en la ciudad de Maracaibo. Agregó que los "burgueses" deben respetar el "amor que nos mueve" hacia el comandante.

"Dejen la intolerancia, el irrespeto, a la espiritualidad profunda de hombres y mujeres cristianos que creemos profundamente en los valores de la vida de un líder que supo reivindicar en su vida los valores de Cristo", dijo.

Maduro comenzó su campaña en la localidad de Sabaneta, en la región llanera de Barinas, donde visitó a la familia de Chávez.
Dijo que en ese lugar visitó una capilla donde rezó y recordó a Chávez. Indicó que un "pajarito chiquito" entró en el reciento, revoloteó sobre su cabeza, se paró en una viga y le silbó. "Me le quedé viendo y también le silbé, pues. 'Si tú silbas yo silbo', y silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él (Chávez)", indicó.

"Lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: 'Hoy arranca la batalla, vayan a la victoria, tienen nuestras bendiciones'. Así lo sentí yo desde mi alma", agregó.

Señaló que como el pájaro Chávez "voló, voló y está volando, desde la vida eterna nos vigila". La confesión desató una ola de comentarios en las redes sociales y en medios de prensa que cubrieron el inicio de la campaña por la presidencia.

Califique
2
( votos)