Tiempo de lectura: 6' 33'' No. de palabras: 1072

Lastimada por los escándalos de pederastia y la ausencia de una respuesta consistente de la Iglesia a temas como las bodas gay, la fecundación in vitro y la participación de la mujer en el sacerdocio, la religión católica, aunque predominante con 80% en promedio de la población de América Latina, registra un descenso de fieles, mientras crece paulatinamente el número de seguidores de la fe protestante o evangélica.

Durante la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (2007), celebrada en la ciudad de Aparecida, en Brasil, el entonces papa Benedicto XVI hizo un llamado urgente de evangelizar en Latinoamérica para enfrentar la disminución del número de católicos, el avance de "secularismo hedonista" y la penetración de otras religiones. En ese entonces, se dio a conocer que el número de personas que reciben sacramentos como el matrimonio o el bautizo también van en descenso.

Solo para poner un ejemplo, en México, la mayoría de la población practica la religión católica. No obstante, su descenso ha sido notable en las tres últimas décadas. De acuerdo con los Censos de Población y Vivienda que elabora cada década el Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (Inegi) en 1990, 89.7% de los mexicanos se declaró católico, en 2000 ese porcentaje se redujo a 88% y en 2010 disminuyó a 87%. En cambio, en 1990, 4.9% de la gente dijo ser protestante o evangélica. Para 2000, este porcentaje subió a 5.2% y en 2010, 7.6% de los mexicanos declaró profesar uno de estos cultos religiosos.

¿Problema de creatividad?
En un documento de finales de 2007, producto de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, la jerarquía católica reconoció que no eran las sectas, ni la sociedad moderna, ni mucho menos el relativismo o secularismo lo que había orillado a la pérdida de fieles, sino más bien que el monopolio religioso se encontraba "sin argumentos y sin creatividad".

Luego de la cita en Aparecida, se propuso una Gran Misión para acercar la fe al mundo, pues de acuerdo con datos de la propia institución católica, de 100 católicos solo 25 acuden a las iglesias.

Jorge Traslosheros, del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirma que "desde la jerarquía católica no existe un plan de acción específico para la recuperación de fieles o su no deserción. Lo que sí existe es un protagonismo que han trasladado a los laicos en movimientos eclesiásticos a nivel parroquial".

Como ejemplos de estas organizaciones están los Focolares, los Caballeros de Colón, la Escuela Pastoral, Acción Católica, Cadena, Escuadrón, que son apostolados que pretenden llevar la práctica del evangelio a la vida cotidiana.

Elio Masferrer Kan, antropólogo de las religiones, asegura que la Iglesia Católica no ha logrado una estrategia inteligente para evitar que sus fieles huyan a las filas de nuevas manifestaciones religiosas.

Manuel Corral, secretario ejecutivo de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), organización que aglutina a todos los obispos del país, reconoce que la Iglesia Católica no ha sabido utilizar un lenguaje más emotivo y menos rígido con los fieles.

"En el ámbito litúrgico no hemos sabido utilizar las expresiones de los sentimientos", dice Corral. No obstante de ese acto de contrición, asegura que los fieles desertan del catolicismo por el desconocimiento profundo de la práctica.

Cosas que sí han cambiado, y otras que no lo harán...

Luego de la realización de la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en 2007, la gran misión para acercar la fe al mundo consistió en cambiar el discurso de los obispos. Antes su estrategia era descalificar a las iglesias cristianas evangélicas o de alguna otra denominación para evitar la huida de feligreses. Les llamaban de manera despectiva sectas. Hoy, la Iglesia Católica le apuesta a un ecumenismo, es decir, a un trabajo conjunto social entre todos los grupos religiosos.

Una parte de la jerarquía eclesiástica se apoya en el llamado para hacer una Nueva Evangelización que hiciera el papa Juan Pablo II hace 30 años, que se enfoca principalmente en una mayor acción pastoral para corresponder a las necesidades que tienen la mujer y el hombre como parte de la familia, para asumir una posición conservadora y oponerse, por ejemplo, a medidas que extienden derechos a la comunidad gay.

Sobre los cambios que se piden, el obispo de Caguas (Puerto Rico), Rubén González, dijo que los líderes religiosos son custodios de los postulados de la Iglesia Católica pero no los pueden cambiar.

"Hay cosas que en las que no vamos a cambiar, y esto tiene que estar bien claro, como el caso del matrimonio. El matrimonio no lo inventó la Iglesia Católica. Jesucristo elevó el matrimonio a sacramento. ¿Cuál es la definición de matrimonio? La unión de un hombre y una mujer. Eso no nos lo inventamos nosotros, defendemos eso porque ese es el postulado inicial. Que dos personas del mismo género se aman y se quieren, yo no me voy a meter ni la Iglesia. Pero eso no es matrimonio", enfatiza.

En el caso del reclamo por el sacerdocio de las mujeres, González manifiesta que aunque reconocen "que la dignidad de la mujer y del hombre son iguales" la limitación de las mujeres para el Orden Sacerdotal es "un asunto fundamentalmente etiológico y de la tradición de la Iglesia".

Enid Miranda Matos, doctora en Filosofía y Antropología puertorriqueña, es parte de los católicos que exigen cambios."Tenemos que resolver el problema de los divorciados. Tenemos que resolver el problema de los gais. Tenemos que resolver el problema de los matrimonios que, aunque no los reconozcamos, se dan. Conozco muchos divorciados que hace años no pueden tomar la comunión precisamente porque son divorciados y me parece que esa penalización es injusta", declara.

"Lo que más me interesa es el papel de la mujer. ¿Por qué no podemos acceder al sacerdocio? ¿Porque Cristo escogió a 12 apóstoles? Sí, pero detrás de cada apóstol había unas mujeres, y sin ellas no hubiesen podido hacer lo que hicieron", reclamó.

imagen

Califique
2
( votos)