Tiempo de lectura: 1' 31'' No. de palabras: 233

Activistas del movimiento gay denunciaron hoy la existencia de un "apartheid" sexual en Costa Rica, ante el rechazo de sectores oficiales, incluidos diputados de la Asamblea Legislativa, a legalizar las uniones entre personas del mismo sexo.

Los activistas denunciaron al diario local "La Nación" la inacción estatal en esa materia, pese a los reclamos de los grupos homosexuales. "Hoy estamos peor que nunca; existe un bloque de los tres poderes de la república en contra del reconocimiento de los derechos humanos de la población homosexual. En pocas palabras, se está viviendo un apartheid sexual", alertó el abogado y activista Yashín Castrillo.

Por su parte, el lider de la agrupación "Movimiento Diversidad", Abelardo Araya, anunció que la organización buscará elevar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En el año 2006 la Sala Constitucional, que luego prohibió la realización de un referendo promovido por particulares para decidir en consulta popular la aprobación o no de las uniones y matrimonios homosexuales, solicitó al parlamento avanzar en la regulación de las relaciones del mismo sexo. No obstante, no se dieron avances hasta ahora sobre el tema en el poder Legislativo.

El tribunal declaró inconstitucional la convocatoria a un referendo tras considerar que sería discriminatorio. Sectores conservadores y de la Iglesia Católica se oponen a los reclamos de la población homosexual.

Califique
2
( votos)