Tiempo de lectura: 1' 56'' No. de palabras: 304

En pleno apogeo de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que se realizarán el próximo mes de noviembre, Michelle Obama, la primera dama estadounidense, apareció desnuda en la portada de la edición de agosto de la revista española "Fuera de serie".

El rostro de la primera dama aparece superpuesto en el torso desnudo de una esclava africana, la cual fue extraída de la pintura de 1800 "Portrait d'une Negresse" (Retrato de una negra) de la artista francesa Marie-Guillemine Benoist.

El montaje que ha causado polémica entre los políticos norteamericanos, tanto demócratas como republicanos, es parte de un artículo titulado "Michelle se come a Obama" y hace un especial énfasis en el hecho de que es tataranieta de una esclava, pero hoy es la primera dama de Estados Unidos.

Michelle Obama será la encargada de dar uno de los principales discursos, junto al alcalde de San Antonio, Julián Castro, durante la Convención Nacional Demócrata, en la que se nombrará a Barack Obama como el candidato del partido a la presidencia de Estados Unidos.

La revista señala que Michelle Obama ha demostrado ser más popular que su marido en varias encuestas y será una pieza clave en los próximos comicios.

El montaje fue creado en Photoshop por la artista gala Karine Percheron-Daniels, quien también ha "desnudado" a Barack Obama, el Che Guevara, Albert Einstein, Diana de Gales, Isabel II, Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn y Brigitte Bardot.

La imagen de Obama fue fusionada con el cuerpo de una esclava africana porque su tatarabuela Melvinia era una de las esclavas de Henry W. Shields, el propietario de una granja en Georgia. Su hijo Charles tuvo un hijo con Melvinia y es de ahí de donde viene la familia de la primera dama estadounidense.

Califique
2
( votos)