Tiempo de lectura: 2' 5'' No. de palabras: 322

Las seis "escolas de samba" ganadoras del concurso oficial del Carnaval de Río de Janeiro vistieron de gala el sambódromo carioca hasta altas horas de la madrugada de hoy, en el último desfile del año que puso el definitivo punto final a la fiesta del Rey Momo de 2012.

La gran campeona, Unidos da Tijuca, cerró el desfile de élite, precedida por la número dos, Académicos de Salgueiro; Unidos da Vila Isabel, en tercer puesto; Beija Flor, en cuarto; Académicos do Grande Rio, la quinta; y Portela, que se ubicó en el sexto lugar entre las 13 agrupaciones que componen el Grupo Especial del carnaval carioca.

Vaqueros y acordeones "encarnados" por los integrantes de la "escola" campeona; célebres personajes del noreste de Brasil llevados a la Avenida del Samba por Salgueiro,que desfiló con aires de campeona ya que le faltaron sólo dos décimas en la puntuación para igualar a la ganadora; y toda la riqueza, fauna y lucha por la libertad de Angola, representadas en forma magistral por la Vila Isabel honraron el último día del mayor carnaval del mundo.

Mientras los últimos ritmos abandonaban al despuntar la mañana de hoy la Avenida Sapucaí, miles de "foliones" (bailarines) tomaban las calles céntricas de Río para festejar el fin del Carnaval de la mano de la tradicional comparsa Monobloco, que desde hace 12 años funde los más diversos ritmos musicales, desde funk a samba, para arrastrar por playas y avenidas a un número cada vez más grande de adeptos.

Pese a que el desfile callejero le complicó la vida a centenas de peatones y conductores, quienes tuvieron que desviar su camino o soportar horas en interminables embotellamientos de tránsito, la alegría, el colorido y el ritmo frenético del "bloco" fueron los festivos protagonistas de la despedida de la fiesta más popular de Brasil.

Califique
2
( votos)