Tiempo de lectura: 3' 46'' No. de palabras: 624

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, habló el miércoles durante alrededor de tres horas en un acto con militares para los que anunció la entrega de viviendas y aprobó recursos, a la vez que defendió la fabricación en el país de aviones y armamento.

Vestido de uniforme, Chávez encabezó una actividad con el mando militar, y lo exhortó a defender como "el bien más preciado" la independencia que, según dijo, el país alcanzó hace 20 años, al aludir al fallido golpe de Estado que encabezó en febrero de 1992.

"Si por alguna razón, la burguesía nacional lograra acceder de nuevo al poder nacional, se perdería de nuevo la independencia, ténganlo ustedes por seguro, se cerrarían los portones y quién sabe cuántos años pasarían de nuevo para que volviera a surgir", añadió, en referencia a las venideras elecciones presidenciales.

Un mes después de arribar a Venezuela tras concluir con la radioterapia en Cuba, Chávez formalizó el pasado lunes su candidatura para las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, en las que tendrá como principal rival al candidato único de la oposición, Henrique Capriles.

Tras comparecer ante la autoridad electoral, Chávez, a quien le fue diagnosticado cáncer en junio del año pasado, expuso durante cerca de tres horas ante miles de sus seguidores reunidos en una plaza caraqueña las líneas de su programa de Gobierno para el período 2013-2019 y defendió los logros de sus 13 años de gestión.

"Este año es un año de uno de esos definitorios", agregó el miércoles en su encuentro con el mando castrense, que fue transmitido en cadena de radio y televisión.

Durante el acto oficial, el mandatario dispuso la entrega a las Fuerzas Armadas de 500 de 3 000 viviendas que se fabrican con cooperación de Rusia en las áreas del Fuerte Tiuna, situado en Caracas, y otras unidades en ese y otros puntos del país.

"No debe quedar ni un solo compañero militar sin su vivienda entre este año y el próximo", añadió.

Asimismo, aprobó recursos para las tropas, entre ellos 18,3 millones de dólares destinados a prendas de vestir, 8,9 millones de dólares en equipos de campaña y 194 millones de dólares en obras de infraestructura.

Defendió, por otra parte, que Venezuela está desarrollando una fábrica de pólvora y de aviones no tripulados, sin "planes para agredir a nadie", pero con el objetivo de defender la independencia nacional y de convertir al país en una "potencia".

"Ayer (martes) salió en prensa internacional (...) que si en Nueva York hay una investigación porque en Venezuela hay una fábrica de pólvora. Claro que estamos montando una fabrica de pólvora, Y qué tiene que ver con eso? Y una fábrica de aviones no tripulados, claro que los estamos haciendo y tenemos derecho", dijo.

Destacó la "importancia" que tiene para Venezuela el desarrollo de proyectos para el "poderío defensivo de la nación" que, aseguró, desarrolla "en cooperación" con Rusia, China, Irán "y otros países aliados".

Por otra parte, anunció que su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad, visitará "en pocos días" Caracas para seguir avanzando en su alianza binacional "para la paz", y que lo mismo hará su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko.

El jefe de Estado había informado que Lukashenko visitaría el país el próximo 26 de junio.
Aunque no precisó cuándo llegará su par iraní, aseguró lo hará después de la celebración en Brasil de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20.


Califique
2
( votos)