Tiempo de lectura: 3' 11'' No. de palabras: 517

La firma italiana de ropa Benetton lanzó una campaña contra el odio titulada "Unhate" en la que líderes mundiales, cada uno con pensamientos ideológicos totalmente opuestos, se besan en la boca como símbolo de paz.

Entre los 'besos polémicos' están: el del presidente de EE.UU., Barack Obama con su homólogo venezolano Hugo Chávez; el del líder palestino, Mahmoud Abbas con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; el de Benedicto XVI con el imán de la mezquita egipcia, Ahmed Mohamed el-Tayeb. Obama también estampa un beso a su homólogo chino Hu Jintao frente a la catedral de Milán, o viceversa según como se lea.

En otra fotografía, la llamada pareja francoalemana, formada por el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller Angela Merkel, se estampan un tórrido beso en la boca.

Las otras dos imágenes polémicas muestran al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la misma posición cariñosa con el líder palestino Mahmud Abas, así como al líder norcoreano Kim Jong-il y el presidente surcoreano, Lee Myung-Bak.

Chávez y Obama visten corbata y, al igual que los demás, se besan, según parece, con los ojos cerrados.

Los polémicos besos de la campaña publicitaria de Benetton

Según un primer comunicado del grupo, la nueva campaña tiene como objetivo hacer una invitación "a los líderes y habitantes del mundo a combatir la cultura del odio".

El portal web de Benetton, publica que 'Unhate', la campaña que escandaliza al mundo, es "un mensaje que nos invita a considerar que el odio y el amor no son tan lejanos entre sí como lo que pensamos". Hoy se conmemora el Día de la Tolerancia, impulsado por las Naciones Unidas desde 1995.

La fotografía del Papa comenzo a circular por internet y llegó a desplegarse una banderola gigante durante un breve espacio de tiempo cerca del castillo de San Angelo en Roma.

Las reacciones no se hicieron esperar.

El Vaticano calificó la campaña de "grave falta de respeto al Papa". En un comunicado, su portavoz, padre Federico Lombardi, anunció "iniciativas ante las autoridades competentes para garantizar (...) el respeto de la figura del Santo Padre".

Luca Borgomeo, presidenta de la Asociación de telespectadores católicos italianos, reclamó la retirada de esta publicidad. "¿Es acaso posible que Benetton no pueda concebir algo mejor?", se preguntó estupefacta.

Horas más tarde, Benetto anunció que el fotomontaje donde se ve al papa Benedicto XVI besando en la boca a un imán de El Cairo será retirado de la campaña. El grupo textil dijo que lamenta que la "imagen haya chocado la sensibilidad de los fieles".

El grupo textil y su fotógrafo Oliviero Toscani saltaron a la fama por sus fotomontajes provocadores en los años 1990, como aquel en el que un cura vestido con sotana negra besa a una monja.

El fotógrafo italiano defendía abiertamente la libertad sexual, a los enfermos de sida, y en general se oponía a la discriminación racial o cultural.

Califique
2
( votos)