Tiempo de lectura: 1' 46'' No. de palabras: 279

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró hoy sábado 4 de septiembre del 2013 el acuerdo sobre el arsenal químico sirio alcanzado por EE.UU. y Rusia, que considera aporta "un fragmento de esperanza", aunque advirtió de que a las buenas palabras deben seguir ahora los "actos".

En los próximos días se podrá calibrar lo que sigue "a esta muy buena noticia", dijo la canciller, en un acto de su campaña para las elecciones generales del próximo 22 de septiembre, celebrado en la ciudad de Maguncia (oeste).

En términos parecidos se pronunció, a través de un comunicado, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, quien considera que con el acuerdo de Ginebra aumentan las oportunidades de una solución política al conflicto.

"Una paz duradera en Siria no se conseguirá con medios militares, sino solamente con una solución política", apunta Westerwelle, cuyo gobierno descartó de antemano participar en una intervención militar.

La reacción alemana sigue al acuerdo alcanzado por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y su homólogo ruso, Sergei Lavrov, según el cual Siria debe quedar libre de esas armas de destrucción masiva para mediados de 2014.

Kerry anunció, asimismo, que los inspectores internacionales que verificarán el desmantelamiento del arsenal de armas químicas deberán estar desplegados en el terreno antes de noviembre.

Washington y Moscú acordaron también dar al régimen sirio un plazo de una semana para que presente una lista completa de ese arsenal, incluyendo nombres, tipos y cantidades de agentes químicos, tipos de municiones, localización y formas de almacenamiento, producción e instalaciones de desarrollo.

Califique
2
( votos)