Tiempo de lectura: 2' 55'' No. de palabras: 465

Héroes o heroínas son las personas que realizan acciones de extremo sacrificio y valor. En la milicia se les rinde homenaje, condecorándolas. Pero también son condecorados otros combatientes por sus acciones relevantes, sin que sean héroes. Y hay quienes, por el buen desempeño de sus tareas, reciben encomios solemnes -felicitaciones ante el personal formado-, individuales o colectivas, en la paz o en la guerra.

La Ley de Gratitud y Reconocimiento a los combatientes del conflicto bélico de 1995, elaborada por el Congreso Nacional con la cooperación del Ministerio de Defensa, dispuso en el Art. 1 que son Héroes Nacionales “los caídos en las acciones de armas ocurridas en los meses de enero, febrero y marzo de 1995, cuya nómina se establecerá mediante decreto ejecutivo” y, en el Art. 2, ordenó que “El personal militar, policial o civil que habiendo sido destinado a resguardar las fronteras o a prestar apoyo logístico en zonas de combate durante las acciones de armas en el Alto Cenepa, hubiere sufrido lesiones que signifiquen invalidez total o parcial, se hará acreedor a los beneficios establecidos en esta ley, los que en caso de muerte corresponderán a sus deudos. También beneficia al personal movilizado que real y efectivamente participó en el campo de batalla”. Los beneficios fueron: una indemnización, por una sola vez, para los deudos de los fallecidos en combate y para los inválidos totales permanentes; una pensión vitalicia mensual de montepío para los deudos de los fallecidos, y una pensión mensual permanente para los declarados con invalidez total permanente. También dispuso que el Ministerio de Desarrollo Urbano provea de una vivienda gratuita a la cónyuge y herederos de los combatientes fallecidos y de los combatientes en situación de invalidez, y que el Ministerio de Educación otorgue becas a los hijos de los combatientes fallecidos o heridos graves, con lesiones que conlleven invalidez parcial o total. Además, otorgó para los declarados con invalidez parcial permanente, pensiones mensuales. Para los que participaron real y efectivamente, en calidad de combatientes, la ley concedió, por una sola vez, veinte (20) salarios mínimos vitales. Por recomendación del Ministro, la ley dispuso que los discapacitados que lo solicitaren, continúen en servicio activo y sean ascendidos como el resto de su promoción.

Las listas de los combatientes, incluidos los muertos, heridos y condecorados, se elaboraron de inmediato en las unidades militares, revisaron en los escalones del mando y pusieron en conocimiento del Ministerio de Defensa. Durante 15 años no se conoció de reclamos. Pero la Ley de Héroes y Heroínas del año pasado ha provocado quejas porque concede indebidamente la condición de héroes a quienes han recibido encomios solemnes.

Califique
2
( votos)