La decisión persigue aumentar el número de usuarios de la red, presa de grandes dificultades financieras.

La decisión persigue aumentar el número de usuarios de la red, presa de grandes dificultades financieras. Foto: Agencia AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

redes sociales

Usuarios, escépticos ante posible aumento de caracteres en Twitter

Agencia AFP

El anuncio de Twitter de que probará los tuits de 280 caracteres en lugar de los actuales 140 causó escepticismo entre multitud de sus usuarios, que recordaron el miércoles 27 de septiembre de 2017 que la brevedad es la principal virtud de esa red social.

“Como miembro del pequeño grupo elegido para probar el límite de 280 caracteres, por favor, por favor [...] vuelvan a los 140 caracteres”, tuiteó el periodista del Wall Street Journal Mark Bird.

“La brevedad era el alma de Twitter, en mi opinión. El límite en 140 caracteres fue una gran escuela de concisión y de mesura”, tuiteó el escritor estadounidense William Gibson.

Tras haber anunciado el martes 26 de septiembre este test (limitado a los tuits en alfabeto latino) , el cofundador del sitio, Jack Dorsey, explicó que su equipo “esperaba sarcasmos y críticas”.

“Lo que cuenta ahora es que mostremos verdaderamente porqué este cambio es importante [...] Dennos un poco de tiempo para aprender y validar (¡o transformar!) nuestras ideas”, pidió el cofundador del sitio.

Otros temían que el cambio alargue los tuits del presidente estadounidense, Donald Trump, gran aficionado a esta red social. “Para el resto, no sé, pero Donald Trump debe seguir estando limitado a 140 caracteres”, escribió Ian Bremmer, presidente del gabinete de ideas estadounidense Eurasia Group.

“Al pasar sus mensajes de 140 a 280 caracteres, Twitter permite a Trump duplicar la longitud de sus burradas y de sus amenazas. ¡Irresponsable!”, juzgó por su parte en Francia Bernard Pivot, presidente de la academia Goncourt.

La decisión persigue aumentar el número de usuarios de la red, presa de grandes dificultades financieras.