La multinacional española viene trabajando este año en la creación de una plataforma tecnológica, que permitirá “tomar todos los datos para ofrecérselos a los clientes” y que recuperen su control

La multinacional española viene trabajando este año en la creación de una plataforma tecnológica, que permitirá “tomar todos los datos para ofrecérselos a los clientes” y que recuperen su control. Foto referencial: Pexels

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)

tecnología

Telefónica quiere que los usuarios cobren a Google, Apple y Facebook por los datos usados

Agencia AFP

La operadora española Telefónica se ha lanzado de lleno en la lucha de poder por los megadatos, y trabaja en una plataforma que podría permitir a sus usuarios cobrar dinero a gigantes de Internet como Google, Apple y Facebook por el lucrativo uso de sus datos.

La multinacional española viene trabajando este año en la creación de una plataforma tecnológica, que permitirá “tomar todos los datos para ofrecérselos a los clientes” y que recuperen su control, indicó este martes a la AFP un portavoz de la compañía. El plan es que la plataforma esté operativa en 2017.

La idea es “que los clientes puedan saber qué datos tienen y cuál es su valor, y que el cliente vea qué hace con ellos”, es decir cuáles quiere compartir y cuáles no, añadió el portavoz de la empresa, que figura entre los cinco mayores operadores de telecomunicaciones del mundo.

En caso de que el cliente no quiera compartir ciertos datos, esto abriría la puerta a que las grandes compañías estadounidenses de Internet den el paso de ofrecer dinero o servicios adicionales por una “materia prima” de la que dependen para atraer publicidad y alimentar así su negocio, en un sector donde la competición es feroz.

Un extremo que a la espera de conocerse los detalles y el impacto exacto de la plataforma de Telefónica es pura especulación, advierte Google. La iniciativa de Telefónica señala en cualquier caso de forma directa a Google, Apple, Twitter o Facebook, propietaria esta última de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp, y que han hecho colosales fortunas gracias al uso gratuito y masivo de datos.

La penetración de estas sociedades en los datos personales de sus clientes es tal que Facebook puede deducir, entre otras muchas cosas, el rango de ingresos de un usuario a partir de la compañía operadora, el sistema operativo y la resolución de pantalla de su teléfono celular.

Desde hace años, operadoras europeas de telecomunicaciones como Orange, Vodafone o Deutsche Telekom, además de Telefónica, se quejan de que estas grandes empresas norteamericanas utilizan sus infraestructuras y hacen transitar por sus redes un flujo creciente de datos, pero por cuestiones regulatorias no tienen luego que pagar nada por renovarlas y ampliarlas.

Una herramienta de presión

Iván San Félix, analista de la firma Renta 4, señala a la AFP que dichas operadoras “saben que donde les duele a estas compañías (estadounidenses) es en limitarles o reducirles la capacidad de conseguir datos de los usuarios, y parece que se están centrando en este asunto”.

La operadora española ha dejado claro que no pretende cobrarle dinero a Google, Facebook y otras, algo a lo que éstas son extremadamente reticentes. Aunque “si Telefónica y las operadoras pueden controlar más los datos que antes, eso les da algo más de poder para negociar con estas compañías”, añade San Félix.

Anaïs Pérez, directora de comunicación de Google para España, responde que desde hace dos años el gigante norteamericano ofrece una plataforma, denominada Mi Cuenta, donde el usuario puede consultar y gestionar sus datos de privacidad y seguridad, lo que se hace con ellos, borrar búsquedas, evitar anuncios y si lo desea borrar incluso su cuenta.

“En Google los usuarios ya tienen conocimiento de sus datos”, asevera, destacando que su empresa, propietaria de YouTube, también invierte en infraestructuras del sector para todos, y pone como ejemplo el centro de datos de Hamina, Finlandia, en el que se invirtieron unos USD 800 millones hasta su ampliación en 2013.

El negocio de los megadatos supone un mercado puntero a nivel tecnológico y muy suculento, que mueve miles de millones de dólares. Sin embargo, su manejo suscita preocupación entre los usuarios, a pesar de las numerosas actualizaciones de estos para reforzar la privacidad.

Prueba de ello son las páginas creadas en los últimos días en portales web especializados que explican cómo hacer para impedir que Whatsapp comparta los datos de sus usuarios con Facebook

Whatsapp cuenta con 1 000 millones de usuarios. Su iniciativa, anunciada a fines de agosto, consiste en transmitir los datos a Facebook para que los usuarios de esta red reciban publicidad más personalizada, en función de lo que Whatsapp conoce de ellos. Facebook compró Whatsapp en febrero de 2014 por USD 16 000 millones.