Steve Ballmer, exjefe de Microsoft, anunció que adquirió una participación del 4% en Twitter. Foto: EFE

Steve Ballmer, exjefe de Microsoft, anunció que adquirió una participación del 4% en Twitter. Foto: EFE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

redes sociales

Exjefe de Microsoft compra participación del 4 % en Twitter

Agencia EFE

El ex consejero delegado de Microsoft y propietario del equipo de baloncesto Los Angeles Clippers, Steve Ballmer, anunció en un tuit que ha adquirido una participación del 4 % en la red social Twitter.

En su cuenta, Ballmer felicitó al nuevo consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, que asumió las riendas de la empresa la semana pasada tras tres meses como consejero delegado interino.

El exresponsable de Microsoft celebró también el reciente lanzamiento de 'Moments', un proyecto editorial que selecciona los contenidos más relevantes en la red social en tiempo real.

"Contento de haber comprado el 4 % en los últimos meses", dijo Ballmer, quien mencionó también en su tuit al príncipe saudí Alwaleed Bin Talal Bin Abdulaziz Alsaud, quien dijo este mes que él y su firma de inversión habían aumentado su participación en Twitter al 5,2 %.

Ballmer es ahora el tercer mayor accionista de la compañía, por delante de Dorsey, cofundador de la empresa y quien tiene una participación del 3 %. El también cofundador de Twitter, Evan Williams, tiene una participación del 6,8 %.

Steve Ballmer ingresó a Microsoft en 1981 y desempeñó funciones como gerente de negocios. En junio de 2008 reemplazó a Bill Gates en la presidencia de la empresa y con ello inició un periodo de renovación. 

En la revista Forbes consta como el número 21 en la lista de los 400 más ricos de los Estados Unidos. Según esa publicación, tendría una fortuna acumulada que asciende a los USD 23 mil millones. 

Ballmer también lideró otras listas. En 2012 la revista anunció los peores directores ejecutivos de las empresas y el ex director la encabezó. " Sin lugar a dudas, el señor Ballmer es el peor presidente de una gran empresa", señala el artículo. "No sólo alejó a  Microsoft de algunos de los mercados tecnológicos más lucrativos y de más rápido crecimiento (música móvil, teléfonos y tabletas), pero en el proceso ha sacrificado el crecimiento y los beneficios no sólo de su compañía, sino de empresas como Dell, Hewlett Packard e incluso Nokia", finaliza.