Los datos de edificaciones de las zonas afectadas se recogen en mapas ‘online’. Foto: Vicente Costales/ GuaiFai.

Los datos de edificaciones de las zonas afectadas se recogen en mapas ‘online’. Foto: Vicente Costales/ GuaiFai.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

sOFTWARE

La reconstrucción también es virtual

Estéfano Dávila Ferri Redactor
davilae@elcomercio.com (I)

Tras el terremoto del 16 de abril, el ritmo de vida cambió en Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, Santo Domingo de los Tsáchilas y parte de Guayas. Las labores de levantamiento de escombros y de reconstrucción de las zonas afectadas se realizan desde hace más de dos semanas y parte de los trabajos es la configuración y levantamiento de información de la situación en la que se encuentran estas zonas.

Con este objetivo, y como parte de una iniciativa comunitaria, se ha realizado en las últimas semanas un mapeo colaborativo de estas provincias como una forma de ayudar a obtener información certera y de primera mano sobre la nueva configuración geográfica de estas partes.

Cientos de voluntarios se han unido a #MappingEcuador, una actividad de levantamiento cartográfico basada en ‘OpenStreetMap’, una plataforma de software abierto de geoposicionamiento en línea.

El proyecto es liderado por Humberto Yances, de Humanitarian OpenStreetMap Team, y Daniel Orellana, del LlactaLab – Ciudades Sustentables de la Universidad de Cuenca, en colaboración con el MediaLab UIO del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal).

Uno de los objetivos de esta iniciativa es levantar información sobre la situación de hospitales, tiendas, farmacias... En fin, todo tipo de edificación. Por otra parte, también se realiza el mapeo de las carreteras y vías de acceso a las provincias afectadas.

Según Orellana, el uso de Open Street Map complementa las necesidades de acceso a información para las autoridades y organismos de socorro. “El Ecuador tiene la ventaja de contar con mucha información geográfica oficial, pero lastimosamente esta no siempre es accesible o de fácil uso para la mayor parte de las personas. OpenStreetMap complementa esta necesidad a través de una interfaz sencilla y amigable”, dice.

Orellana asegura que actualmente se ha avanzado en un 98% con el mapeo de los cantones de prioridad 1 de la Senplades, pero que del área total de afectación del terremoto se ha levantado información en un 34%.

Esta cifra, sin embargo, va en crecimiento con el apoyo de los voluntarios.

Y en este sentido, al tratarse de una plataforma abierta, cualquier persona que tenga acceso a la Internet puede colaborar en las tareas de mapeo.

Pablo Escandón, director del MediaLab UIO, indica que el funcionamiento de la plataforma es similar a cualquier otro medio social en línea. “Se trabaja con un nombre de usuario y una contraseña; se participa en un proyecto de cartografía, en línea y con gente de todo el mundo, de manera colaborativa, a manera de una wiki”.

En medio de una situación de emergencia, este mapa permite encontrar información de primera mano. Orellana indica que Open Street Map “se puede utilizar para calcular rutas entre dos puntos utilizando diferentes medios de transporte o para hacer búsquedas, como, por ejemplo: ¿Dónde están las farmacias de Portoviejo?”.

A diferencia de plataformas como Google Maps, Open Street Map está basado en código abierto, por lo que la información finalmente le pertenece a la comunidad. “Los datos son de la comunidad, es decir tuyos, míos, de mi abuelita. Podemos usarlos para lo que queramos”, concluye Orellana.