Bajo el título 'S.O.S Ella', que juega con la forma en la que se conjuga el verbo "ser" en Argentina, la Fundación Avon presenta en Internet la historia de Laura, una mujer con una hija de 5 años casada con Pablo, un marido maltratador.

Bajo el título 'S.O.S Ella', que juega con la forma en la que se conjuga el verbo "ser" en Argentina, la Fundación Avon presenta en Internet la historia de Laura, una mujer con una hija de 5 años casada con Pablo, un marido maltratador. Foto: Captura

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)

realidad virtual

La realidad virtual, nueva arma contra la violencia machista en Argentina

Agencia EFE

Con la idea de generar conciencia a través de la experiencia en primera persona, una nueva campaña contra la violencia sexista en Argentina propone a la sociedad ponerse unas gafas de realidad virtual y vivir por unos minutos en la piel de una víctima de las agresiones machistas.

Bajo el título 'S.O.S Ella', que juega con la forma en la que se conjuga el verbo "ser" en Argentina, la Fundación Avon presenta en Internet la historia de Laura, una mujer con una hija de 5 años casada con Pablo, un marido maltratador.

La realidad virtual en formato 360 grados hace que el espectador se convierta en Laura, en la cocina de su casa, mientras Pablo le grita por la ropa que lleva, por los mensajes que recibe en el teléfono y le echa la culpa al borde de la agresión física.

"En Argentina cada 30 horas muere una mujer víctima de la violencia de género", explicó hoy a Efe Florencia Yanuzzio, directora ejecutiva de la Fundación Avón, en un acto de presentación de la campaña en la que los invitados fueron recibidos en una casa adaptada, con un performance.

Al entrar, una actriz que interpretaba a la hermana de Laura contaba a los participantes que no sabía nada de ella y compartía su angustia en vivo antes de pasar a ponerse las gafas de realidad virtual.

"A nivel mundial, 1 de cada 3 mujeres sufre algún tipo de violencia a lo largo de su vida. Lo que vemos a través de 'S.O.S Ella' es, en lo cotidiano de un hogar, cómo una mujer sufre y vive en carne propia la violencia", indicó Yanuzzio.

"Apelamos a la tecnología de la realidad virtual para que todos podamos ponernos en los ojos de esa víctima, sentir lo que siente, ver lo que ella ve y oír lo que ella oye. La idea es que nos pongamos en los zapatos de las víctima, entendamos, y con esto reaccionemos", prosiguió.

Video: YouTube, cuenta: FundacionAvonArg

El objetivo es llamar la atención sobre formas de violencia que no son necesariamente físicas, ya que aunque el feminicidio sea el eslabón más cruel de una cadena, sus raíces anteriores, culturales y de convivencia.

"En realidad tenemos que trabajar con los micromachismos", señaló a Efe Ada Beatriz Rico, directora de la ONG La casa del Encuentro -referente de la lucha contra la violencia de género en Argentina y una de las organizaciones que apoyan la campaña de Avon-, quien pone como ejemplo los piropos obscenos por la calle.

"Eso es violencia. Ese hombre que decide que puede decirle a ella lo que desee, si es la pareja, también cree que puede hacer con ella lo que desee, él cree que es su dueño", recalcó.

"Trabajando los micromachismos vamos a poder realmente erradicar la violencia, tenemos que trabajar desde el jardín, desde la raíz, tenemos que construir niños y niñas en igualdad de condiciones. No tenemos que construir princesas y amos, tenemos que deconstruir eso. Nos va a llevar tiempo pero lo vamos a lograr. Estoy convencida de que lo vamos a lograr", prosiguió.

Si bien en los últimos años se avanzó "mucho" en materia legislativa y en cuanto al tratamiento que se le da a la violencia machista en los medios de comunicación, según las expertas, las cifras de feminicidios se mantienen estancadas al menos desde 2008, cuando la Justicia y las ONG empezaron a hacer estudios.

La solución, para las ONG, pasa por capacitar, educar e involucrar a toda la sociedad civil: policía, jueces, fiscales, Estado y ciudadanos en general. "La educación es la base de todo. La violencia de género tiene que ver con una construcción de estereotipos machistas que se vienen instalando en todos los años que tenemos como sociedad. Para trabajar en deconstruirlos tenemos que educar en relaciones de respeto, en relaciones de igualdad", recalcó Yanuzzio.

"Queremos que el tema de violencia se converse en la familia, que se converse en el trabajo, en todos los ámbitos donde uno está inserto porque tenemos que asumir el rol de cambiarlo. No solamente las mujeres", añadió.