Tras aproximadamente 4 años de vida, Twitter anunció en octubre de 2016 que cerraría la aplicación, y advirtió a quienes había subido videos a la plataforma que mejor los descarguen si no querían perderlos.

Tras aproximadamente 4 años de vida, Twitter anunció en octubre de 2016 que cerraría la aplicación, y advirtió a quienes había subido videos a la plataforma que mejor los descarguen si no querían perderlos. Foto: Pixabay

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)

tecnología

Los grandes proyectos tecnológicos que murieron en 2016

Redacción Guaifai

Entre los grandes emprendedores, hay una regla de oro: el éxito, en ocasiones, es una cadena de diversos fracasos. Muchos creadores de grandes proyectos han logrado ejecutar grandes ideas solo luego de haber fallado en tantas otras.

Y en tecnología, las cosas obsoletas terminan por dar paso a los nuevos desarrollos. Así como ha habido diferentes historias de éxito este 2016 en lo que respecta a la tecnología, también se vieron fracasos tecnológicos. Varios proyectos vieron el final de sus días este 2016, tras años de desarrollo, esfuerzo, investigación e inversión.

Desde aplicaciones móviles y proyectos de implementación de nuevas tecnologías hasta ‘gadgets’ de última tecnología y proyectos experimentales: estas han sido las tecnologías que este año vieron el fin de sus días:

Google Fiber

Foto: Cortesía

Foto: Google Fiber

El proyecto de Fibra Óptica de Google no va más. En febrero de 2010, el gigante de la tecnología Google emprendió el proyecto de crear un tendido de fibra óptica por varias ciudades de EE.UU. con el afán de mantener conectados a miles de usuarios con Internet de alta velocidad. Seis años después, y con ocho ciudades con tendido de fibra óptica, Google anunció que pondrá su proyecto “en pausa”. ¿Qué quiere decir esto? Bueno, realizar un tendido de fibra óptica en toda una ciudad puede ser costoso, por lo que la compañía comenzará a investigar cómo lograr su objetico de conectar a cada vez más gente de forma inalámbrica.

Pebble

Foto: Pebble

Foto: Pebble

¿La muerte del reloj inteligente? Nacido como un proyecto dentro de la plataforma de financiación comunitaria Kickstarter, en enero de 2013 se fabricaron 15 000 relojes inteligentes. Aunque la meta para la fabricación era alcanzar un financiamiento de USD 500 000, en el sitio web de la plataforma se despliega la cantidad de dinero alcanzada: un poco más de USD 20 millones. Durante su tiempo de vida, se crearon siete versiones diferentes de este reloj inteligente. Sin embargo, las pocas innovaciones sobre este tipo de tecnología y la fuerte entrada de Apple a este segmento de mercado hicieron que a esta compañía le sea imposible competir. La empresa fue adquirida por Fitbit, fabricante de bandas para monitorear la actividad física de los usuarios. Y en el sitio web de Pebble, solo quedó una carta explicando que todos los relojes vendidos hasta ahora seguirán funcionando, y que quienes habían preordenado la última versión de este ‘smartwatch’ recibirían un reembolso en sus tarjetas de crédito.

Proyecto Ara

Foto: Ara

Foto: Ara

Google ya no fabricará sus teléfonos modulares. La idea de un teléfono modular sonaba muy atractiva. Los usuarios podrían elegir qué partes querían para su teléfono. ¿Una cámara más potente? ¿Más batería? ¿Una pantalla extra? Diferentes partes hacían de este un teléfono listo para armar. Incluso había planes para lanzarlo como plan piloto en Puerto Rico. Pero estos planes nunca se ejecutaron, y Google dejó de trabajar en este proyecto en septiembre de 2016. Las tendencias de venta y los ciclos de fabricación de los teléfonos han hecho que la tecnología de punta sea cada vez más accesible, y es algo con lo que este proyecto no estuvo en capacidad de competir.

El bus elevado de China

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

El transporte del futuro que no tuvo un futuro. Se lo veía como una gran esperanza para la congestión vehicular de China. Un autobús que podía pasar por encima de los autos sin problema, evitando así kilómetros de trancones y ahorrando horas a miles de usuarios. En agosto de 2016 se hicieron las primeras pruebas en un tramo de 300 metros preparado con los rieles específicos para que el bus pudiera pasar por encima de los autos. Pero el proyecto no pasó de esa etapa. El dinero reunido para crear el bus elevado se había acabado para entonces, y los inversionistas decidieron no dar más apoyo. Algunos incluso comenzaron a pedir su dinero de vuelta.

Paper, de Facebook (reemplazado por Instant Articles)

Foto: Paper

Foto: Paper

La forma simplificada de leer noticias se simplificó aún más de lo esperado. La red social más grande del mundo anunció en 2014 que estaba trabajando en una forma más sencilla para que las personas pudieran tener acceso a las noticias más relevantes. Fue así que nació Paper, una aplicación para dispositivos iOS. No obstante, también creo la tecnología en su red para ‘Instant Articles’, una forma para que los usuarios de la red pudieran leer noticias sin necesidad de salir de la aplicación móvil de Facebook. Fue así que, a finales de julio de 2016, Paper vio la última luz y quedó en el olvido.

Vine

Foto: Vine

Foto: Vine

La muerte ¿y resurrección? de los videos de 6 segundos. La red social derivada de Twitter permitió que, mediante videos de 6 segundos, mucha gente se volviera famosa de la noche a la mañana, gracias a la creatividad de los videos subidos y a la viralidad de los mismos. Tras aproximadamente 4 años de vida, Twitter anunció en octubre de 2016 que cerraría la aplicación, y advirtió a quienes había subido videos a la plataforma que mejor los descarguen si no querían perderlos. La red social comenzó a enfocarse en su red principal, y en buscar la forma de generar más ingresos y hacerla una compañía más productiva. Este, sin embargo, podría no ser el fin definitivo de Vine. Twitter anunció que en 2017 lanzaría Vine Camera, una aplicación que permitiría grabar los mismos videos de 6 segundos, pero para que se desplieguen y distribuyan por medio de Twitter.