Olli, coche autónomo de la compañía Local Motors, tiene integrado en su sistema informático la Inteligencia Artificial de IBM, Watson. Foto: Local Motors.

Olli, coche autónomo de la compañía Local Motors, tiene integrado en su sistema informático la Inteligencia Artificial de IBM, Watson. Foto: Local Motors.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)

tecnología

Olli es el primer auto con la Inteligencia Artificial de IBM

Computerworld / IDG

Olli, un vehículo autónomo con capacidad para 12 personas, fue presentado en Washington. La gran novedad de este auto es que lleva como parte de su sistema informático a Watson, el programa de Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas de IBM.

Aunque todavía le faltan algunos pequeños ajustes finales, los pasajeros podrán subirse a este vehículo desde septiembre de 2016. Y no solo eso: también podrán mantener conversaciones con el auto y darle indicaciones mediante comandos de voz, según han dicho portavoces de Local Motors, la compañía encargada del diseño de Olli.

El objetivo de este tipo de vehículo es que pueda ser utilizado en sectores urbanos como campus de colegios y universidades, o incluso en compañías grandes y parques de diversiones. Incluso podría funcionar como última conexión entre una parada del metro y el lugar de trabajo de los ciudadanos. Jacqueline Keidel, vocera de Local Motors, asegura que el condado de Miami-Dade ha solicitado al menos dos vehículos para un proyecto piloto de transporte urbano.

El CEO de Local Motors, John Rogers, indicó por medio de un comunicado que “Olli ofrece una solución de transporte segura, inteligente y sostenible, misma que hacía falta desde hace tiempo”.

Este es el primer vehículo autónomo que incorpora la Inteligencia Artificial de IBM, Watson, que está en capacidad de leer los 30 sensores ubicados en el auto.

Olli puede transportar en su interior hasta 12 personas por diferentes áreas urbanas. Foto: Local Motors.

Olli puede transportar en su interior hasta 12 personas por diferentes áreas urbanas. Foto: Local Motors.

Cuatro Interfaces de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) de Watson fueron utilizadas para programar el auto: la de conversión de voz a texto, la de clasificación de lenguaje natural, la de extracción de entidades y la de conversión de texto a voz.

Con la combinación y el trabajo de estas cuatro APIs, el auto está en capacidad de recibir órdenes desde lo más simple, como ‘gira a la derecha’ o ‘detente’, hasta lo más complejo, como ‘llévame al centro de la ciudad’ o ‘¿cuánto falta para que lleguemos?’.

Debido a que Watson es un programa basado en web, Olli también puede responder a preguntas sobre qué restaurantes o qué lugares históricos están cerca o en camino de la ruta programada.

Harriett Green, genernte general de la división de Internet de las Cosas en IBM, indicó en el blog de la compañía que “la experiencia de los usuarios es clave para hacer de los coches autónomos una parte de la vida hoy en día en lugar de una visión a futuro de la tecnología”.

“Olli es un gran ejemplo de las infinitas posibilidades de lo que la computación cognitiva aporta a la industria de la transportación”, escribió Green.

Local Motors ha trabajado también en un segundo prototipo de este auto, mismo que llevará a Berlín (Alemania) para nuevas demostraciones y pruebas de este tipo de tecnología.