La PUCE y la Espe organizaron la tercera semana de la nanociencia y nanotecnología. Foto: Cortesía PUCE

La PUCE y la Espe organizaron la tercera semana de la nanociencia y nanotecnología. Foto: Cortesía PUCE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)

La nanociencia en Ecuador deja de lado a niños y jóvenes

Ecuador da pasos sólidos en lo que respecta a la investigación en la ciencia y la tecnología de lo diminuto.

Los principales avances se han registrado en la educación superior, pero la investigación también tiene retos particulares que se enfrentan con el trabajo colaborativo.

Esta es la perspectiva al respecto de María Fernanda Pilaquinga, jefa del Laboratorio de Nanotecnología de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

¿Cuál es el estado actual de la investigación en nanotecnología y nanociencia en el Ecuador?


La investigación en estas dos ramas en el Ecuador se va desarrollando vertiginosamente. Desde el año 2008 hasta la actualidad existen nueve grupos de investigación de las universidades del país que trabajan en temas relacionados con la nanotecnología.

¿Qué universidades en el Ecuador tienen grupos de investigación?

La PUCE, la Escuela Politécnica Nacional (EPN), la Escuela Politécnica del Ejército (Espe), la Escuela Politécnica del Litoral (Espol), la Universidad San Francisco (USFQ), Yachay, la Universidad Central del Ecuador (UCE), la Escuela Politécnica de Chimborazo (Espoch y la Universidad Técnica de Ambato (UTA).

¿Estas universidades trabajan en conjunto?

Nuestro país cuenta con muy pocos laboratorios de caracterización de nanomateriales y la principal limitante es el elevado costo de los equipos. Es por ello que el trabajo en conjunto se vuelve indispensable.

¿Cómo está actualmente la educación en nanociencia y nanotecnología?

El área de la nanociencia en nuestro país está enfocado únicamente a la educación superior, dejando de lado a grupos prioritarios como niños y jóvenes. En varios países de Latinoamérica existen programas de inclusión y divulgación de nanotecnología vinculada con la sociedad, sin embargo, en nuestro país apenas estamos trabajando por ello.

¿Cómo se puede potenciar este tipo de educación desde los colegios y desde la universidad?


En las universidades es relativamente sencillo involucrar a estudiantes dentro del área de la nanotecnología porque en los laboratorios se puede demostrar su aplicabilidad. Sin embargo, para la divulgación en niños y jóvenes se requieren ciertas destrezas pedagógicas que nos permitan llegar a ellos.

¿Como cuáles?

Para niños existen materiales didácticos diseñados para enseñar nanotecnología en términos comunes, que demuestran a través de sencillos ejemplos cómo la ciencia está presente en la vida diaria. Para los jóvenes, por el contrario, se aplican nuevas tecnologías, como el uso de realidad virtual para evidenciar la aplicabilidad de la nanotecnología.

¿Qué tipo de acercamientos se ha realizado con colegios para atraer a nuevos estudiantes a este tipo de estudios?


La Escuela de Ciencias Químicas de la PUCE muestra cada año a los estudiantes secundarios, en la casa abierta de la institución, varios experimentos con el objetivo de llamar su atención y que opten por la Química como carrera universitaria.

¿Qué clase de experimentos se realizan?


Mostramos por ejemplo cómo son las nanopartículas de hierro y los jóvenes juegan con un superimán dirigiéndolas a través del vidrio. Les enseñamos que a través de ese mismo mecanismo pueden ser usadas en el organismo para tratar enfermedades crónicas y degenerativas como el cáncer.

¿Cuáles son las perspectivas a futuro dentro de estos campos de la investigación científica?


El objetivo es vincular a la nanociencia y nanotecnología con los profesores de ciencias experimentales fundamentalmente, para formar un efecto cascada sobre los estudiantes de los diferentes niveles. Al Ecuador le falta mucha cultura científica, y creemos que si despertamos la curiosidad de la gente, la demanda de nueva tecnología se hará evidente y podremos trabajar de la mano como sociedad con la ciencia.

María Fernanda Pilaquinga


Es jefa del Laboratorio de Nanotecnología de la PUCE. Es máster universitaria en Ciencia y Tecnología Química con especialización en Nanoquímica, y es de las pocas personas que lidera la investigación en nanopartículas en el país.