Con una mejor red 5G, los robots podrán trabajar en tareas de alta precisión. Foto: Computerworld
 / IDG

Con una mejor red 5G, los robots podrán trabajar en tareas de alta precisión. Foto: Computerworld
 / IDG

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)

Tecnología

El mundo hiperconectado acortó el desarrollo del 5G en cinco años

Diego Ortiz y Computerworld / IDG

Frente a predecesores como el 3G y el 4G LTE, el 5G tiene un reto mayor: conectar a todos los dispositivos con eficiencia y, al mismo, rapidez. Los desarrolladores de esta tecnología no solo piensan en las tabletas y los teléfonos celulares como los únicos beneficiarios.

La aparición de autos inteligentes, por ejemplo, requiere telecomunicaciones ultraveloces para procesar una gigantesca cantidad de datos. En un mundo hiperconectado, se necesita que la información esté disponible en fracciones de segundo.

La industria móvil ha pasado por esto antes, pero esta vez está mejor preparada que nunca. En esta ocasión los desarrolladores de estas tecnologías tienen una mejor comprensión de los usuarios, de las demandas que ellos representan para el sistema y las tecnologías para satisfacer esos requerimientos.


En la actualidad existe una amplia gama de aplicaciones que consumen gran cantidad de datos (entre las más populares están la transmisión de video o el consumo de música por ‘streaming’).

Plataformas como Spotify o YouTube suponen un desafío para radios y antenas de telecomunicación, que como nunca antes requirieron mantener constantemente conectados a sus usuarios no solo en puntos fijos (el hogar, la oficina), sino también mientras se desplazan en el bus o cuando viajan fuera de sus países.

Este escenario ha supuesto el aparecimiento de una red 5G de gran potencia y que esté disponible lo más pronto posible. Al respecto, el CEO de Nokia, Rajeev Suri, señaló que el 5G empezará a utilizarse mucho antes del 2020, fecha en la cual se estimaba su implementación a escala global.

Con él concuerdan expertos en telecomunicaciones presentes en el Mobile World Congress 2016, quienes apuntan que se estarían probando las primeras implementaciones comerciales limitadas a finales del 2017 y durante el 2018. 
De hecho, durante el congreso, Nokia ya mostró sus experimentos iniciales en conexiones 5G con sus soluciones AirScale.

Este no solo soporta las conexiones móviles sino que, además, fue diseñada para pensar ya en la idea de conexión integral. Esto implica que a través de una misma red pueden transitar los datos del celular, el hogar, los objetos e, inclusive, el auto. A la postre, esto implica el procesamiento de grandes cantidades de información en el menor tiempo posible.

En un comunicado, la compañía señala que los ‘Bell Labs’ de Nokia han establecido un récord en unas demostraciones que muestran velocidades de transmisión de datos superiores a 30 Gbps hacia un usuario final, y más de un millón de conexiones simultáneas”.
Sin embargo, hay algunos obstáculos que superar antes de que el 5G se convierta en una realidad.

De acuerdo con José Calvopiña, experto en telecomunicaciones, uno de los principales retos para esta red es reducir la latencia (“la suma de los retardos producidos por la demora en la propagación y transmisión de paquetes dentro de la red”, según lo explica Telefónica).

¿Qué implica esto? Calvopiña lo explica con ayuda de los autos inteligentes: para que un vehículo autónomo decida avanzar o no por una calle llena de personas, este necesitará revisar patrones basados en ‘smart data’.

Pero para revisarlos en milisegundos, su ordenador deberá estar conectado a la Red permanentemente y sin interrupciones. Si esto falla y el auto no recibe la información, el final sería fatal para los transeúntes.

No olvide

A inicios de la década de 1970 se inició con la red de primera generación, con transmisiones de voz por vía inalámbrica. En 1983, AT&T la desplegó a escala comercial en EE.UU.


La red de segunda generación fue puesta en marcha en Europa en 1982. Su implementación permitió que las telefónicas ofrezcan servicios como Mensajes Cortos de Texto.


El 3G y 4G LTE permitieron ampliar la capacidad de las operadoras, ofreciendo transmisión de datos para mensajería instantánea o correo electrónico.