Hoy, dos nuevos proyectos de Ecuador quieren nuevamente cambiar la historia, y han logrado llegar como semifinalistas en el concurso de History Channel de la edición 2017. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Hoy, dos nuevos proyectos de Ecuador quieren nuevamente cambiar la historia, y han logrado llegar como semifinalistas en el concurso de History Channel de la edición 2017. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (0)

Dos ideas buscan cambiar la historia

Estéfano Dávila Ferri. Redactor (I)
[email protected]

En diciembre del 2016, un grupo de jóvenes emprendedores ecuatorianos hizo historia al ganar el concurso Una Idea para Cambiar la Historia, organizado por The History Channel.

Fabricio Reyes, Diego Aguinsaca, Álex Aldaz y Carlos Canacuán fueron los creadores de HandEyes, el dispositivo ganador de la edición pasada y que ayuda a personas con discapacidad visual en sus actividades diarias.

Hoy, dos nuevos proyectos de Ecuador quieren nuevamente cambiar la historia, y han logrado llegar como semifinalistas en el concurso de History Channel de la edición 2017.

Ambos proyectos participaron junto con otros cientos de emprendedores de Latinoamérica, en el ­concurso de este año, y un jurado calificador se encargó de seleccionar los 10 semifinalistas.

Ahora, se ha establecido una ronda de votación, abierta hasta el 26 de noviembre, en la que la comunidad ‘online’ puede ­ayudar a determinar quiénes pasan a la ronda final.

Medicina, ahora sin agujas

BioByte es un dispositivo que busca administrar medicamentos por vía transdérmica (a través de la piel) sin necesidad de usar agujas.

Cuatro estudiantes de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) tomaron inspiración de la ciencia ficción para llevar a la realidad este dispositivo.

En ‘Elysium’, filme del 2013, se utiliza un dispositivo capaz de ‘inyectar’ a las personas por medio del uso de la luz.

Este planteamiento hipotético es una posibilidad real gracias a BioByte. El aparato es capaz de generar ondas ultrasónicas que, mediante vibraciones, logran abrir los poros de la piel para así introducir el medicamento necesario en la piel de los pacientes.

Este tipo de tratamiento no trae efectos secundarios sobre la piel, según explican Esteban Viteri, Bryan Plazarte, Fidel Mena y Fernando Arias, creadores del dispositivo.

Han recibido asesoramiento de varios médicos , entre profesionales en Medicina familiares de estos emprendedores y doctores de la UTE.

Tras ocho meses de investigación y trabajo práctico, estos jóvenes han creado un primer prototipo. Ahora, a través del concurso de The History Channel, buscan acceder a financiamiento para avanzar y mejorar este dispositivo.

Solución contra los mosquitos

Óscar Torres y Roberto Dávila juntaron sus conocimientos en diferentes disciplinas para crear un dispositivo capaz de eliminar plagas de mosquitos de manera eficiente y amigable con el ambiente.

Mientras que Dávila es músico de profesión, Torres es estudiante de Ingeniería Electrónica en la Universidad Estatal de Cuenca.

Con sus conocimientos sobre las características y las formas de propagación del sonido y de electrónica, pudieron crear 10 MM.

Este dispositivo puede emitir olores y ondas ultrasónicas imperceptibles para los humanos, pero que atraen a mosquitos culex, anofeles y Aedes aegypti, favoreciendo
a poblaciones donde se detecten brotes de enfermedades como malaria, paludismo, dengue, chikungunya y más. Cuando los insectos se acercan, son eliminados mediante una descarga eléctrica.

A diferencia de otros dispositivos similares, 10 MM no usa químicos potentes que pudieran contaminar el ambiente. Además, utiliza muy poca energía para su funcionamiento, por lo que se puede desplegar en diferentes áreas de difícil acceso, lo que permite crear cercos epidemiológicos con facilidad.

La creación de este dispositivo se ha logrado tras 22 meses de investigación.