Apple fue parte de la creación de otro teléfono antes de la existencia del iPhone. Foto: AFP

Apple fue parte de la creación de otro teléfono antes de la existencia del iPhone. Foto: Agencia AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)

móviles

El primer teléfono de Apple no fue el iPhone

Redacción GuaiFai

La creencia general es que el primer teléfono móvil creado por Apple fue el iPhone, sin embargo, tuvo un antecesor: el Motorola ROKR. Este híbrido entre el hardware de Motorola y el software de Apple se lanzó el 27 de septiembre de 2005.

La idea era combinar la capacidad del iPod de conectarse a iTunes para almacenar canciones, y la estética y estructura del modelo más popular de ese entonces: el Motorola RAZR.

Jobs temía que el iPod se pudiera volver innecesario si las empresas fabricantes de teléfonos móviles decidían incorporar la capacidad de reproducción de archivos en formato MP3. Queriendo ganar en esta carrera tecnológica, el consejero delegado de Apple decidió que la mejor manera de eclipsar a las otras compañías era asociarse con Motorola para crear un nuevo teléfono que pudiera reproducir música tan bien como lo hacían los iPod.

Ed Zander, quien entonces era consejero delegado de Motorola, era muy amigo de Steve Jobs. Fue esta vinculación entre estos directivos que permitió que los equipos técnicos de Apple y Motorola trabajaran en conjunto para crear el nuevo producto.

El resultado de esta conexión fue el Motorola ROKR. El nuevo móvil fue distribuido con la proveedora de servicio telefónico Cingular Wireless en Estados Unidos.

El producto no obtuvo el efecto deseado: no era para nada similar al Motorola RAZR, y fue un fracaso en ventas. Según lo explica el autor Walter Isaacson, en la biografía de Steve Jobs, las razones para el fracaso fueron varias.

En primer lugar, cargar la batería del teléfono era complicado y el teléfono estaba limitado a una capacidad de solo 100 canciones, cuando el iPod podía almacenar entre 1 000 y
2 000 archivos musicales. Además, el ROKR no abarcaba el diseño minimalista que caracterizaba los productos Apple. Existieron otros problemas con el producto, como la lentitud en su interacción con la interfaz de iTunes.

Al recibir varias opiniones negativas sobre el teléfono por parte de otras compañías, Jobs fue invadido por un sentimiento de frustración e ira. Se publicaron varias críticas malas y burlas sobre el producto.

Jobs reunió a su equipo para reflexionar sobre la experiencia del usuario con los celulares, concluyendo que muchas veces tienen funciones que no son fáciles de manejar, o que simplemente son innecesarias. Ellos analizaron el uso de teclas en los teléfonos, y lo tedioso que se había vuelto tener que utilizarlas.

Esta forma de pensar les propulsó a realizar una imagen mental de un teléfono que la gente sí querría usar. Este fue modelado para corregir los pequeños detalles que molestan al comprador, y asegurar su aceptación del producto.

Una de las primeras opciones fue la de incorporar el ‘click wheel’ del iPod tradicional para que este permitiera marcar los números, en una mecánica similar a la de los teléfonos de disco rotativo. Lo que parecía una buena idea, en la práctica resultó algo frustrante, por lo que Jobs y los técnicos de Apple recurrieron a una tecnología que ya habían investigado en el pasado: las pantallas táctiles.

Fue en la década de los 80 cuando Apple ya había iniciado los primeros acercamientos a este tipo de tecnología, y en 1983 nació el primer prototipo de iPhone: un teléfono para el hogar, con una pantalla táctil que se operaba mediante un ‘stylus’.

Este teléfono luego fue olvidado, y Apple se enfocó en otras prioridades. De esas investigaciones se retomó la idea de usar la pantalla táctil, tanto para tabletas como para teléfonos.

Finalmente, se generó la idea de un producto sin teclas o puntero. La empresa condujo varias pruebas aplicando esta tecnología y eventualmente, nació la pantalla táctil de Apple que ahora existe en varios de sus productos.

Este avance tecnológico fue lo que dio paso al iPhone, un teléfono más amigable que ha capturado la atención del mundo. Su éxito se observa en las multitudes que invaden las tiendas de Apple cada vez que hay un nuevo lanzamiento.

Desde que se lanzó el primer iPhone en 2007, Apple ha sido de los mayores vendedores de teléfonos inteligentes. En el segundo trimestre del 2016, se vendieron 51.2 millones de estos. En el mismo trimestre del 2017, hubo una disminución en ventas, y la cifra bajó a 50.8 millones, según un reporte de CNN, que cita a su vez a los reportes financieros emitidos por Apple.

A pesar de esta reducción, el iPhone sigue desarrollándose exitosamente y Apple sigue en crecimiento constante desde que salió el producto. Hasta la fecha, se han vendido mil millones de iPhone en los últimos 10 años.