Google Chrome ha tomado la delantera en la cuota de penetración de los navegadores de Internet. Foto: Pixabay.

Google Chrome ha tomado la delantera en la cuota de penetración de los navegadores de Internet. Foto: Pixabay.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)

Web

Google Chrome toma la delantera en la guerra de los navegadores

Redacción GuaiFai y Computerworld / IDG

Internet Explorer perdió el primer lugar entre los navegadores más usados, y ahora el lugar es ocupado por Google Chrome.

De acuerdo a Net Applications, empresa dedicada al manejo de estadísticas y análisis de datos, el uso de Internet Explorer y Edge (que para efectos de su diagnóstico la empresa ha unido en una misma categoría) ha caído un 2% en abril, lo que lo convierte en el quinto mes consecutivo en el que se ha registrado una baja de más de 1 punto porcentual. En la participación de mercado de los navegadores, esto deja a los navegadores de Microsoft con una penetración del 41,4%.

Mientras tanto, Chrome escaló un 2,6% para alcanzar un estrecho liderazgo del 41,7% de penetración. Por su parte, Mozilla Firefox se ha ubicado en un 9,8% en la penetración global de navegadores. Safari (de Apple) y Opera (de Opera Software) se ubicaron al final de abril en 4,9% y 1,9% respectivamente.

Por detrás de estas cifras, el hecho relevante está en el declive de Internet Explorer y el sostenido crecimiento de Chrome.

Microsoft comenzó a utilizar desde Agosto de 2014 una estrategia de actualización para los usuarios de Internet Explorer, indicándoles que debían migrar a la versión 11 del navegador si querían seguir recibiendo parches de actualización. Varios analistas han coincidido en indicar que esto pudo haber marcado el inicio de la última caída en la participación de mercado del navegador.

Ante el requerimiento de cambiar de navegador para recibir actualizaciones, mucha gente evaluó sus opciones y abandonó Internet Explorer para usar Chrome.

Mientras los usuarios dejaron de utilizar Internet Explorer, comenzaron a adoptar paulatinamente Chrome como su navegador favorito. Foto: Computerworld / IDG

Mientras los usuarios dejaron de utilizar Internet Explorer, comenzaron a adoptar paulatinamente Chrome como su navegador favorito. Foto: Computerworld / IDG

Según el informe de Net Applications, desde Agosto de 2014 hasta la actualidad, Internet Explorer ha visto un declive de 29% en su posición; tal contracción porcentual en tan poco tiempo ha sido calificada por la empresa como algo sin precedentes en el posicionamiento de los navegadores. Sin embargo, Net Applications no es la única que ha identificado esta tendencia.

En Mayo de 2012, la compañía irlandesa StatCounter (que se encarga de medir la actividad de los navegadores mediante un recuento de las páginas web que ha desplegado cada navegador, cifra denominada como ‘cuota de usabilidad’) aseguró que Chrome ya había superado a Internet Explorer, y desde entonces ya era el navegador más utilizado. Para abril de 2016, StatCounter ha indicado que la cuota de usabilidad de Chrome es de 60,5%, frente a un 15,5% de Internet Explorer y Edge.

Hace cuatro años, el ejecutivo de Microsoft Roger Capriotti, entonces director de Marketing para Internet Explorer y ahora jefe de Marketing para Edge, cuestionó la metodología utilizada para determinar la cuota de usabilidad de StatCounter , e indicó que los métodos empleados por Net Applications eran bastante superiores. Pues ahora, con datos de abril de 2016, Net Applications terminó por dar la razón a StatCounter.

La realidad de Firefox ha sido otra: el declive de este navegador no ha podido ser vinculado a una sola acción específica. Por el contrario, el navegador que en su época dorada se tomó por sorpresa el mercado de los navegadores (fue el primero en rozar la armadura de Internet Explorer) se ha deslizado lentamente hacia la irrelevancia.
La cuota de mercado de Firefox hasta abril ha sido casi idéntica a la que tenía en febrero de 2006, a 16 meses después de su lanzamiento, cuando Internet Explorer estaba instalado en el 85% de los computadores.

Aunque la compañía desarrolladora de software abierto Mozilla no se ha referido directamente al declive de Firefox, es claro que conoce del problema: luego de haber dirigido infructuosamente sus esfuerzos a la creación de un sistema operativo para móviles y tras haber abortado una estrategia de posicionamiento de publicidad por medio del navegador , ahora la compañía está hablando incluso de construir un Firefox radicalmente diferente.