La compañía de Mark Zuckerberg aseguró que Internet Research Agency, vinculada al Kremlin, invirtió cerca de USD 100 000 para 3 000 anuncios con noticias falsas entre enero de 2015 y agosto de 2017. Foto: Pixabay.

La compañía de Mark Zuckerberg aseguró que Internet Research Agency, vinculada al Kremlin, invirtió cerca de USD 100 000 para 3 000 anuncios con noticias falsas entre enero de 2015 y agosto de 2017. Foto: Pixabay.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)

redes sociales

Facebook creó una herramienta para que sus usuarios sepan si vieron contenido de propaganda rusa

Infobae América
con información de EFE (I)

La red social Facebook habilitará una herramienta para que sus usuarios puedan saber qué contenidos siguieron y vieron de aquellos que fueron promovidos por agentes rusos, para, supuestamente, influir en las elecciones presidenciales de los EE.UU. en las que obtuvo la victoria Donald Trump.

"Es importante que la gente entienda cómo actores extranjeros trataron de sembrar división y desconfianza usando Facebook antes y después de las elecciones estadounidenses de 2016″, señaló el miércoles 22 de noviembre de 2017 en un comunicado la compañía dirigida por Mark Zuckerberg.

Esta herramienta estará disponible a finales de este año y permitirá a los usuarios saber qué páginas vinculadas a la propaganda rusa en Facebook e Instagram siguieron o le dieron "me gusta" entre enero de 2015 y agosto de 2017.

Desde la campaña electoral, Facebook ha estado en el centro de la polémica acerca de la difusión de bulos y noticias falsas a través de su red con el objetivo de interferir en la votación.

Unos 126 millones de estadounidenses vieron en Facebook las publicaciones de los agentes rusos, quienes también hicieron 131 000 mensajes en Twitter y colgaron un millar de videos en YouTube, según las cifras manejadas por los responsables de estos gigantes tecnológicos cuando comparecieron ante el Comité de Justicia de la Cámara Baja de los EE.UU. hace tres semanas.

Facebook también aseguró que Internet Research Agency, vinculada al Kremlin, invirtió cerca de USD 100 000 para 3 000 anuncios en unas 470 páginas que ya han sido cerradas.

Los contenidos de estas publicaciones estaban relacionados con la raza, la religión, los derechos a poseer armas y con la orientación sexual y de género.