Apple accedió a mayoría de pedidos gubernamentales en segundo semestre de 2015. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Apple accedió a mayoría de pedidos gubernamentales en segundo semestre de 2015. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)

seguridad

Ecuador no realizó ningún pedido de información a Apple durante 2015

Redacción GuaiFai y Agencia AFP (i)

Apple recibió unos 30 000 pedidos de datos de gobiernos de todo el mundo en el segundo semestre de 2015, y en la mayoría de los casos entregó información, dijo el gigante informático en su informe de transparencia publicado la noche del lunes.

La empresa californiana cedió datos al gobierno estadounidense en 80% de las 4 000 solicitudes formuladas en este período, es decir de julio a diciembre del año pasado.

“Accedemos a las solicitudes una vez que estamos convencidos de que la solicitud es válida y apropiada. Luego brindamos un conjunto de datos lo más reducido posible”, destacó Apple en su informe.

La empresa de la manzana accedió a brindar datos en 63% de los pedidos de Asia Pacífico, 52% de las solicitudes de países de Europa, Medio Oriente, África e India, y 80% de las de los países de América del Norte y del Sur.

Tanto en este reporte, como en el reporte de la primera mitad de 2015   no se registra ningún pedido de información del Gobierno ecuatoriano.

La mayoría de las solicitudes provinieron de Alemania (cerca de 12 000) y Apple  respondió a ellas en 52% de los casos.

Alemania y una treintena de países de Europa, Medio Oriente, África e India hicieron en total 19 322 pedidos de datos.

En Asia Pacífico, once países formularon unas 7 300 solicitudes, entre ellas 3 000 provenientes de Australia, más de 1 900 de Singapur y unas 1 000 de China.

El grupo estadounidense recibió exactamente 30 687 solicitudes de datos de diferentes gobiernos, concernientes a 167 000 dispositivos.

En el primer semestre de 2015, Apple había recibido 26 000 pedidos de datos relacionados con 360 000 aparatos.

El gobierno estadounidense inició en días pasados una demanda contra Apple por rehusarse a extraer información de un iPhone en California que perteneció a uno de los autores del atentado de San Bernardino el 2 de diciembre.

Apoyado por Google (y Facebook  y en nombre de la protección de datos, Apple se negó a entregar una copia a los investigadores y a proporcionar las contraseñas personales de ese usuario.

El gobierno finalmente renunció a su acción judicial y utilizó los servicios de hackers profesionales para desbloquear el smartphone, según The Washington Post, pero varios tribunales han tratado casos similares.

“Cuando recibimos una solicitud de la policía que pide informaciones personales de un cliente, le informamos al cliente de esta solicitud (...) a menos que explícitamente no tengamos derecho a hacerlo”, explicó Apple en su informe.

El grupo ha rechazado acceder a las solicitudes “en situaciones extremas, cuando pensamos que la divulgación de informaciones pondría a un niño o a otra persona en grave peligro”.

Las agencias gubernamentales “deben obtener una orden de registro” y “nuestro equipo jurídico examina atentamente” cada solicitud, precisó Apple en su reporte.

En ese sentido, Bruce Sewell, abogado principal de la empresa, remarcó este martes que Apple no ha proporcionado a China sus instrucciones de software subyacente o “código fuente”, reclamando además que se ponga fin a los rumores acerca de la seguridad de datos del fabricante del iPhone .

“No hemos proporcionado el código fuente al gobierno chino”, dijo. “Nos fue solicitado por el gobierno chino Pero nos negamos”, señaló al comparecer en una audiencia ante un comité de la Cámara de Representantes sobre el impacto del cifrado de Apple en el cumplimiento de la ley.

Según Sewell “No hemos anunciado que vayamos a aplicar clave de acceso encriptada a la próxima generación de iCloud. Estas acusaciones no tienen fundamento”.

Sewell defendió el complejo encriptado aplicado por la empresa en sus productos, que a veces puede hacer que los datos sean ilegibles para las autoridades, a pesar de una orden judicial: “La mejor manera que tiene la industria y la tecnología, para proteger su información es mediante el uso de cifrado fuerte”, dijo.

Sewell subrayó que “el cifrado fuerte es una buena cosa, algo necesario. Y el gobierno está de acuerdo. El encriptado hoy en día es la columna vertebral de nuestra infraestructura de seguridad cibernética y proporciona la mejor defensa que tenemos contra los ataques cada vez más hostiles”.