Pie de foto: En el laboratorio de ensamblaje de Ciro se fabrican 25 teléfonos inteligentes por día.  Diego Ortiz / El Comercio

Pie de foto: En el laboratorio de ensamblaje de Ciro se fabrican 25 teléfonos inteligentes por día. Diego Ortiz / El Comercio

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (83)
No (8)

Móviles

Ciro presentó sus celulares 'made in Ecuador'

Diego Ortiz, redactor

Hace un par de años empezó a tomar forma uno de los sueños de Paúl Escobar, CEO de Ciro Smart Technology: comercializar teléfonos inteligentes con manufactura ecuatoriana. Y desde esta semana, esto ya es posible gracias al lanzamiento al mercado del Ciro Smart C1, cuyas primeras 3 000 unidades fueron fabricadas en Quito.

Vladimir Reyes, quien lidera el proceso de producción, explica que el dispositivo cuenta con tecnología china de altos estándares internacionales. Ellos reciben cada una de las piezas, las cuales van ensamblando en aproximadamente dos horas.

Luego, los dispositivos son probados por dos días consecutivos para comprobar la eficiencia de su cámara (la posterior, de 8 megapíxeles), la resistencia de su pantalla de alta definición o la capacidad de su procesador Quad Core 1.3 Ghz, entre otros.

La empresa lanzó esta semana el Ciro Smart C1, fabricado en laboratorios quiteños.


En cuanto a su sistema operativo, el C1 tiene preinstalado Android 5.0 Lollipop. Sus creadores han incorporado dos aplicaciones particularmente útiles para los usuarios del país.

Una se trata del Ecuador AppStore, que busca aquellas aplicaciones desarrolladas localmente y que han sido pensadas para los usuarios del país. Otra es la ‘app’ de Ciro, que permite registrar el dispositivo en la base de datos de la compañía para que, en el peor de lo casos, ingrese a los talleres si existen fallas técnicas durante el año de garantía de fábrica.

En una apuesta por el medioambiente, los desarrolladores diseñaron un bolso deportivo y acolchonado dentro del cual viene el dispositivo. Así, ellos dejaron de lado las cajas de presentación y otros implementos nocivos para brindar un regalo extra a sus compradores.

Un acierto de sus ingenieros fue la creación de un cable de 1,5 metros (el estándar es de un metro) que conecta al dispositivo con el adaptador de energía. Para Escobar, esta es la respuesta para aquellos usuarios que durante la noche y recostados en sus camas cargan sus aparatos y quieren, al mismo tiempo, chatear, algo que se dificulta con un cable de una corta extensión.

En el momento, este dispositivo se comercializa en el estand de Ciro en el CCI, cerca de la entrada a Multicines, en el norte de Quito.